Advierten que en pocas semanas toda Europa puede estar como Italia

El aeropuerto de Munich, desolado por la ausencia casi total de viajeros
El aeropuerto de Munich, desolado por la ausencia casi total de viajeros Fuente: AP
(0)
13 de marzo de 2020  • 16:38

BERLÍN.- Algunas de las eminencias que monitorean el avance del coronavirus están pronosticando que en cuestión de pocas semanas gran parte de Europa podría enfrentar un auge de casos similar al que tiene jaqueada actualmente a Italia , cuyo sistema de salud quedó sobrepasado y que debió poner en cuarentena a sus 60 millones de habitantes.

Los modelos matemáticos desarrollados por los epidemiólogos que siguen los pasos del virus muestran un brusco aumento a futuro de los casos en España, Alemania, Francia y Gran Bretaña .

Esos mismos expertos señalan que en Estados Unidos puede repetirse una progresión similar a la de Europa, pero anticipar la propagación en Estados Unidos es muy difícil, ya que no está realizando análisis generalizados a los casos sospechosos .

"Italia está dos semanas adelantada respecto a Gran Bretaña y el resto de Europa" , dice François Balloux, director del Instituto de Genética del University College de Londres.

Tres médicos dialogan en el hospital Bichat de París con los barbijos de rigor por el coronavirus
Tres médicos dialogan en el hospital Bichat de París con los barbijos de rigor por el coronavirus Fuente: AFP

Las observaciones de los epidemiólogos muestran que sin medidas para frenarlo, el número de contagios se duplica aproximadamente cada cinco días , y que cada individuo infectado tiene capacidad de traspasar la enfermedad a un promedio de 2,5 personas más.

"No es física cuántica: primero tenés dos casos, después cuatro, luego ocho, 16, etc.", dice Balloux.

Esa realidad es una ficha que a los funcionarios de Estados Unidos y Europa recién empezó a caerles esta semana, y poco a poco los países fueron imponiendo el cierre de escuelas, la prohibición de grandes concentraciones de gente, restricciones a los viajes, y comenzaron a alentar el trabajo desde casa. El ministro de salud de Francia, Jérôme Salomon, dijo que su país debía prepararse "para un escenario como el de Italia" .

Sin embargo, algunos epidemiólogos dicen que los gobiernos europeos no están haciendo lo suficiente para "aplanar la curva" de infectados y reducir el índice de transmisión , para que el número de casos no se dispare y haga colapsar el sistema de salud. Los expertos dicen que esa falta de urgencia en las semanas previas puede haber sido una valiosa pérdida de tiempo.

El gobierno español lanzó una campaña para promover quedarse en la casa
El gobierno español lanzó una campaña para promover quedarse en la casa Fuente: Reuters

Al principio de un brote, la propagación viral puede contenerse aislando a los individuos y rastreando a quienes tuvieron contacto con el virus. Pero cuando empiezan a emerger casos de origen desconocido, como ocurrió en partes de Europa y Estados Unidos, los cambios de hábitos de la población y el distanciamiento social parecen ser la mejor estrategia.

Italia es un país que tuvo que aceptar rápidamente la necesidad de tomar medidas drásticas. Hace apenas tres semanas, el coronavirus ni siquiera les planteaba un problema. Hoy tiene más de 15.000 casos confirmados . El domingo a la mañana, el primer ministro Giuseppe Conte amplió el confinamiento de un puñado de pequeñas ciudades a regiones enteras del norte de Italia, y el lunes a la noche lo extendió a todo el país. El miércoles fue todavía más allá y decreto la cesación de gran parte de las actividades comerciales.

Tal vez Italia resultó especialmente golpeada porque el virus se propagó durante semanas sin medidas de contención , y el gobierno después tuvo que apurarse para ponerse al día.

Dirk Brockmann, profesor de la Universidad Humboldt, de Berlín, que desarrolla modelos predictivos de contagio para el Instituto Robert Koch, la agencia federal para el control de enfermedades, dice que tomar el número de casos confirmados en un momento en particular puede ser engañoso, porque la gente tiende a pensar que son un par de miles de casos dispersos por ahí.

"Es como sacar una foto de los autos en una autopista: no dice nada", señala Brockmann. "Lo que importa es la evolución de los números." Según el experto, la foto actual nos muestra la imagen de hace dos semanas , considerando el tiempo que el virus puede tardar en causar síntomas y los pacientes en ser testeados y diagnosticados.

El máximo asesor científico del gobierno británico, Patrick Vallance, dijo el jueves que Gran Bretaña tenía 600 casos confirmados, lo que según él implica que hay entre 5000 y 10.000 personas infectadas. Si la gente se sigue contagiando al ritmo actual, algo de lo que no hay certeza, un país europeo como España, con 3000 casos confirmados, dentro de un mes podría tener unos 250.000 infectados, considerando la tasa de duplicación cada cinco días.

Un hombre con una máscara antigases en el metro de Londres
Un hombre con una máscara antigases en el metro de Londres Fuente: Reuters

"Esos son los números que esperan los epidemiólogos", dice Roy Anderson, profesor de enfermedades infectocontagiosas del Imperial College de Londres. "Me parece sumamente probable que en las próximas semanas todos sigamos el camino de Italia", añade.

La explosión o no del número de casos depende en parte de los controles de salud pública, de las decisiones de las empresas y de las actitudes individuales, según los desarrolladores de modelos predictivos.

El miércoles, muchos se alarmaron cuando la canciller alemana Angela Merkel advirtió que entre el 60 y el 70 por ciento de los 83 millones de alemanes terminarían contrayendo tarde o temprano la enfermedad . Pero los infectólogos dicen que es muy posible.

"Si los gobiernos no hacen nada o hacen cosas inútiles, y si la población no hace nada, entonces ciertamente habrá un 60 por ciento de la población infectada", dice Anderson. España está exhibiendo un galopante y exponencial crecimiento de los casos, y Gran Bretaña, Alemania y Francia siguen en trayectoria ascendente.

Benjamin Maier, otro investigador del Instituto Robert Koch, dice que "a muchos países les pasará lo que a Italia si no toman medidas cada vez más estrictas" .

Esas medidas pueden tener un impacto significativo en el número de contagios. Brockmann y Maier analizaron las curvas epidémicas del brote en China y descubrieron que si bien la provincia de Hubei tuvo inicialmente un crecimiento exponencial de casos, los descomunales esfuerzos de contención del gobierno, que incluyeron la imposición de cambios de hábitos, lograron reducir el ritmo de la propagación.

The Washington Post (Traducción de Jaime Arrambide)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.