África busca superar la era de líderes eternamente aferrados al poder