Por temor a un atentado. Alarma en Washington y Nueva York