Almagro abrió el proceso para suspender de la OEA a Nicaragua

Fuente: Archivo
La medida fue impulsada por siete países tras un informe que evaluó la situación de los derechos humanos
(0)
28 de diciembre de 2018  

WASHINGTON.- El secretario general de la OEA, Luis Almagro, abrió ayer el proceso para aplicar la Carta Democrática que podría derivar en la suspensión del país del organismo interamericano por la sistemática violación de los derechos humanos.

"Nos vemos obligados a empezar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana", anunció Almagro durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, y luego de conocerse un informe que dejó al desnudo el carácter represivo del gobierno del presidente Daniel Ortega.

La reunión fue convocada a solicitud de los representantes de la Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Perú y Estados Unidos, que impulsan la aplicación de la Carta Democrática, un mecanismo en defensa del Estado de Derecho que permite expulsar a cualquier país miembro donde haya una alteración o una ruptura del orden democrático.

"Nos obligan a acciones concretas. Ninguna revolución deja a la gente con menos derecho que cuando empezó, pero todas las dictaduras sí. Las dictaduras contaminan", afirmó Almagro.

Ortega eligió "el camino del autoritarismo en el poder, en los derechos humanos, en las formas opresivas y abusivas de mantenerse en el poder", denunció. "Los nicaragüenses han sido despojados de todos los mecanismos y medios de denuncias", añadió sobre el avance contra las instituciones.

La embajadora argentina, Paula Bertol, dijo que muchos miembros están pensando en su aplicación porque "estamos hablando de terrorismo de Estado".

El objetivo de la reunión era la consideración de la gravísima situación en Nicaragua, así como la presentación del informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), creado hace seis meses por un acuerdo de la OEA y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La misión del GIEI, encargada de investigar las denuncias de represión, fue expulsada de Nicaragua la semana pasada. Los expertos determinaron que "frente al fracaso de este método tradicional de represión y al incremento de las manifestaciones, el Estado dio inicio a partir de los días 19 y 20 de abril a un etapa represiva de mayor intensidad que implicó, como patrón general, el uso desproporcionado e indiscriminado de la fuerza".

Solo durante abril y mayo, el primer período represivo, hubo 109 muertes, 95 por armas de fuego, "la gran mayoría ocurrieron en acciones de represión llevadas a cabo por la Policía Nacional y los grupos paraestatales". Las autoridades nicaragüenses solo abrieron investigaciones sobre nueve de esas muertes. "El resto permanece en la impunidad", concluyó.

Para el GIEI "se trató de una política de represión impulsada y avalada por la máxima autoridad del Estado", por lo que "se recomienda que se investigue la responsabilidad en los hechos del presidente de la nación, Daniel Ortega, como jefe supremo de la Policía Nacional".

Si la Asamblea General de la OEA, convocada para un período extraordinario de sesiones, constata que se produjo la ruptura del orden democrático y que las gestiones diplomáticas no dan resultado, puede decidir su suspensión con el voto afirmativo de los dos tercios de los integrantes.

Agencias AFP y DPA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.