Amnistía: el mundo es hoy más peligroso

Fuerte crítica a la política de EE.UU.
(0)
29 de mayo de 2003  

LONDRES (Reuters).- La guerra contra el terrorismo liderada por Estados Unidos ha hecho al mundo más peligroso al violar los derechos humanos, socavar las leyes internacionales y proteger a los gobiernos de las críticas, dijo ayer Amnistía Internacional, lo que provocó el rechazo de los cargos por parte de Washington.

En su informe anual sobre abusos contra los derechos humanos en 2002, la organización con sede en Londres lanzó uno de sus ataques más virulentos contra las políticas implementadas por Estados Unidos y Gran Bretaña en respuesta a los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Si se suponía que hiciera del mundo un lugar más seguro, la guerra contra el terrorismo ha fracasado y ha dado a los gobiernos una excusa para violar los derechos humanos en nombre de la seguridad de Estado, dijo Amnistía.

"Lo que habría sido inaceptable el 10 de septiembre de 2001 se está volviendo casi la norma", dijo en una conferencia de prensa la secretaria general de la entidad, Irene Khan, al acusar a Washington de adoptar "una nueva doctrina de derechos humanos a la carta".

"Estados Unidos continúa escogiendo qué trocitos de sus obligaciones bajo las leyes internacionales usar, y cuándo usarlos", dijo, al destacar la detención sin cargos de cientos de prisioneros en Afganistán y en un campamento militar estadounidense en la Bahía de Guantánamo, Cuba.

"Al poner a estos detenidos en un agujero negro legal, el gobierno estadounidense parece seguir respaldando un mundo donde la detención arbitraria se vuelve aceptable", agregó.

Amnistía Internacional instó al mundo a hacer más para resolver los problemas de Irak ahora que la guerra ha terminado. "Existe un riesgo auténtico de que Irak siga los pasos de Afganistán si no se hacen esfuerzos genuinos para escuchar el llamado del pueblo iraquí a la ley y el orden y el pleno respeto a los derechos humanos", dijo Khan.

El texto indica que la intensa cobertura de prensa en Afganistán e Irak en 2002 hizo que los abusos de derechos humanos en Colombia, Costa de Marfil, Burundi, Chechenia y Nepal y otros países pasaran casi inadvertidos.

En Washington, la Casa Blanca rechazó la mayoría de las críticas presentadas en su contra por Amnistía. El vocero Ari Fleischer sugirió que la organización debería invertir sus recursos en detallar los abusos a los derechos humanos en Irak antes de que Saddam fuera depuesto. El vocero del Departamento de Estado, Richard Boucher, afirmó que muchas de las críticas de Aministía estaban "fuera de lugar" y que otras eran "incorrectas".

En la Argentina

  • LONDRES (Télam).- En su capítulo sobre la Argentina, Amnistía afirmó ayer que en el país "se detuvo a centenares de personas durante manifestaciones generalizadas y multitudinarias" en 2002. "La policía dio muerte a ciudadanos en circunstancias que hicieron pensar que fueron ejecutados en forma extrajudicial", y muchos defensores de derechos humanos "sufrieron acoso y agresiones", apuntó.
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.