Amonestan a Alemania y Portugal por sus déficit

Temores por la estabilidad del euro
Temores por la estabilidad del euro
(0)
30 de enero de 2002  

BRUSELAS (EFE).– La Comisión Europea se dispone a amonestar hoy a Alemania y a Portugal por los abultados déficit presupuestarios que registrarán ambos países este año y los riesgos que ello implica para la estabilidad del euro.

La comisión adoptará hoy la segunda tanda de sus recomendaciones sobre los programas nacionales actualizados de estabilidad o convergencia. Esta vez serán examinados los correspondientes a Alemania, Dinamarca, España, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y el Reino Unido.

Las recomendaciones sobre los programas alemán y portugués son las más problemáticas, ya que, por primera vez desde que fue adoptado en 1997 el pacto de estabilidad y crecimiento del euro, Bruselas prevé recurrir al instrumento de la “alerta temprana” a propósito del déficit.

La amonestación a Alemania resulta especialmente significativa, porque fue este país el que impuso a los demás la férrea disciplina del pacto y porque la advertencia de Bruselas llegaría en un delicado período electoral.

El comisario responsable de la recomendación, el español Pedro Solbes, no comunicará al resto de sus colegas hasta primera hora de la mañana su propuesta final, pero fuentes de su entorno consideran “muy probable” la activación de la “alerta temprana”.

Cualquiera que sea la recomendación, la última palabra la tendrán los ministros de Economía y Finanzas, quienes se pronunciarían sobre la recomendación de Bruselas en un voto por mayoría.

Alerta temprana

El mecanismo preventivo de la alerta temprana está previsto en el propio pacto de estabilidad y permite señalar la existencia de un problema potencial, antes de que se produzca.

Según las fuentes, Bruselas pretende sólo advertir de la peligrosa desviación que ha experimentado el déficit presupuestario alemán respecto de las previsiones, pero no recomendará ningún cambio de política.

La desviación (2,6% en 2001 frente a un 1,1% previsto) es atribuible a la brusca desaceleración experimentada por la economía alemana. Este año, la comisión teme que el déficit alemán alcance el 2,7% del PBI.

Las autoridades alemanas han ejercido fuertes presiones durante estas semanas para que la comisión renuncie a la advertencia, con el argumento de que no tiene sentido la amonestación cuando se reconoce al mismo tiempo que la política aplicada es la correcta.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.