Amonestan a Alemania y Portugal por sus déficit