Amplia victoria del oficialismo en Chile, aunque perdió Santiago

El ex candidato presidencial de la derecha, Joaquín Lavín, ganó la capital
(0)
30 de octubre de 2000  

SANTIAGO, Chile.- El oficialismo obtuvo ayer un importante espaldarazo al superar el 50% de la votación en la primera prueba electoral que enfrenta el gobierno de Ricardo Lagos. Sin embargo, el gran vencedor de la jornada fue el ex abanderado presidencial derechista Joaquín Lavín, que logró ser elegido alcalde de Santiago por una aplastante mayoría al derrotar a Marta Larraechea, esposa del ex presidente Eduardo Frei.

Las elecciones municipales dejaron contentos a todos, y aunque el oficialismo perdió algunas alcaldías importantes y redujo su votación en relación con la anterior elección municipal de 1996, la coalición de centroizquierda superó sus expectativas de alcanzar el 48% y logró el 52,09%, según el cómputo del 93,37% de la votación.

El presidente Ricardo Lagos señaló en un mensaje al país que "el 52% nos obliga a responder con trabajo y perseverancia". Agregó que trabajará con oficialistas y opositores.

Y destacó que la coalición triunfó en 22 de las 31 comunas más populosas del país y que ello "refleja el apoyo, pero también la necesidad de hacer un esfuerzo mayor para poder abordar los temas que tenemos por delante".

Un gran suspiro de alivio dieron los dirigentes oficialistas luego de conocerse el tercer informe oficial, que dio una mayor votación para el oficialismo que en los primeros recuentos. En tanto, la alianza derechista logró el 40,16%, por debajo, sin embargo, de sus vaticinios de alcanzar el 42 por ciento.

"El pacto tuvo un éxito notable", destacó el secretario general de la Unión Demócrata Independiente, el partido de Lavín, Juan Antonio Coloma. "Estamos felices porque se consolidó el gran avance que tuvimos con Joaquín Lavín", agregó.

Los dirigentes oficialistas reaccionaron con moderación, quizá porque disminuyeron 4 puntos en relación con los comicios municipales de 1996. Pero la derecha saltó del 32% en esa elección al 40 por ciento.

La DC, en descenso

La elección confirmó también el constante descenso que ha venido registrando en las últimas elecciones la Democracia Cristiana, que desde el retorno a la democracia en 1990 era el partido eje de la coalición gobernante. Su baja, en todo caso, fue menor que la prevista por el desgaste de los diez años que encabezó el gobierno de coalición.

"En las peores condiciones que podríamos enfrentar, con un sistema electoral en el que la minoría obtiene más alcaldías que la mayoría, con una desocupación que afecta sobre todo a los más jóvenes, los chilenos han tenido la madurez de apoyar a la Concertación. Y la Democracia Cristiana es la primera fuerza de la Concertación", declaró el presidente del partido democristiano, Ricardo Hormazábal.

Por su parte, el triunfante Lavín, que aspira a una nueva candidatura en 2005, señaló: "Hemos obtenido un triunfo espectacular, con un porcentaje sorprendente. Hemos llegado al 60% de los votos de los santiaguinos. Modestamente, un porcentaje que nunca esperé".

La derecha también conquistó la alcaldía de Concepción, la tercera ciudad más grande del país, 500 kilómetros al sur de Santiago, hasta hoy en manos de un socialista, pero perdió el vecino balneario de Viña del Mar, que consideraba asegurado.

Pinochet seguirá internado

SANTIAGO (AFP).- El ex dictador chileno general Augusto Pinochet seguirá internado en el Hospital Militar de Santiago durante los próximos cinco días, informó ayer la fundación que agrupa a sus partidarios. Pinochet, de 84 años, fue hospitalizado anteanoche como consecuencia de una neumonía.

Pinochet sabe que la justicia argentina pidió su extradición por el crimen del ex jefe del ejército de Chile Carlos Prats, pero está tranquilo porque se sabe "inocente", aseguró su vocero, el general retirado Guillermo Garín. El viernes, el juez Juan José Galeano dictó una orden de captura contra Pinochet, por el asesinato de Prats.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.