Amplían en 24 horas el plazo para matar al periodista norteamericano