Jeanine Áñez amenaza a Evo Morales con un juicio y complica el diálogo con la oposición

La Paz sufrió ayer otro día de disturbios
La Paz sufrió ayer otro día de disturbios Crédito: Natacha Pisarenko/AP
Dijo que si regresa deberá responder por el fraude electoral; desconoció a las autoridades del Senado y habló de demandas "malintencionadas"
(0)
16 de noviembre de 2019  

LA PAZ.- A pesar del acercamiento entre las nuevas autoridades bolivianas y el partido Movimiento al Socialismo (MAS), de Evo Morales, por apaciguar la crisis, la presidenta Jeanine Áñez advirtió ayer que si el exmandatario regresa al país deberá enfrentar un juicio por fraude electoral, a la vez que aclaró que desconoce a las nuevas autoridades del Senado.

El MAS planteó un diálogo para que no se persiga a las autoridades y representantes del que fuera el gobierno de Morales, y además que se permita el retorno del expresidente y que no se impida al MAS participar en nuevas elecciones. Pero el gobierno interino mostró su dureza.

"[Evo] puede volver, pero tiene que responder ante la Justicia por fraude electoral. Nadie lo echó, se fue solo", dijo ayer Áñez en una reunión con periodistas extranjeros. "Tiene cuentas pendientes con la Justicia por muchísimos actos de corrupción que aún están en la impunidad", señaló la mandataria, que advirtió que algunas de las demandas de los legisladores del MAS son "malintencionadas".

En señal de acercamiento, sin embargo, reconoció que hay aproximaciones con legisladores del MAS -que controla casi dos tercios de la Asamblea Legislativa- para encaminar la agenda legislativa y convocar nuevos comicios. "Hacemos esfuerzos con el MAS para llevar adelante el proceso. Ellos tienen dos tercios, nosotros somos minoría. Las negociaciones iniciales son fallidas'', sostuvo, pero acotó que está en marcha una "mesa de negociaciones" con mediadores.

El primer acercamiento se produjo anteanoche con la renovación de la dirección de las cámaras de la Asamblea, presididas por legisladores del MAS. "Queremos dar la respuesta más pronta para pacificar al país y para una elección sana, saludable y pronta'', dijo Mónica Eva Copa Murga (del MAS), que fue juramentada como presidenta del Senado con algunos votos del partido Unidad Democrática de Áñez. Sin embargo, la presidenta interina aclaró que por el momento no reconocerá la presidencia del Senado de Copa.

"La información que tenemos es que no habría conseguido el quorum", dijo Áñez. Como senadora, Copa estaría habilitada para una eventual sucesión presidencial.

La recomposición de la dirección de la Cámara alta es un primer paso para activar el proceso legislativo, "que debe aprobar la ley de convocatoria a elecciones", dijo la senadora de la UD Carmen Eva Gonzales.

De esos esfuerzos, por iniciativa de embajadores de países de la Unión Europea, participan la Conferencia Episcopal de Bolivia y Jean Arnault, el enviado especial del secretario general de Naciones Unidas, que tenía previsto llegar ayer a La Paz. Todas las partes marcaron como prioritaria la restauración de la paz en un país convulsionado desde los comicios irregulares del 20 de octubre.

Por su parte, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, comunicó ayer que acordó con Áñez el envío de una nueva misión a Bolivia "para la cooperación electoral previa a las elecciones".

Agencias AP y Reuters

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.