Angela Merkel formará una "gran coalición" con la centroizquierda

Dos meses después de su triunfo en las elecciones sin mayoría en el Parlamento, la canciller conservadora logró un acuerdo con un fuerte contenido social
(0)
27 de noviembre de 2013  • 08:27

BERLIN.- El bloque conservador alemán liderado por la canciller, Angela Merkel , alcanzó esta madrugada, dos meses después de su triunfo sin mayoría absoluta en las elecciones legislativas, un acuerdo con el Partido Socialdemócrata para gobernar los próximos cuatro años en una "gran coalición".

Los conservadores de la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su ala bávara de la Unión Socialcristiana (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD) cerraron el pacto tras más de un mes de reuniones y más de dos meses después de que Merkel lograra una rotunda victoria en las elecciones generales, que le dejó a cinco escaños de la mayoría absoluta.

El acuerdo debe ser ratificado por un grupo ampliado de 75 negociadores de los tres partidos en una reunión inminente y también deberá superar una consulta a la militancia socialdemócrata, ya que el principal partido de la oposición se comprometió a someter a sus más de 470.000 afiliados un eventual pacto de coalición.

Si pasa esa prueba -el resultado de la consulta se espera para el 14 de diciembre-, Merkel podrá ser investida por el Bundestag tres días después con el voto de 504 de los 631 diputados de la Cámara baja, lo que daría comienzo a su tercer mandato de cuatro años.

El acuerdo de gobierno consta de más de 170 páginas e intenta dar respuesta a las principales reivindicaciones de los tres partidos, especialmente de los socialdemócratas, por lo que se asumen compromisos por unos 23.000 millones de euros. Antes de iniciar las conversaciones, Merkel había advertido para financiar esas iniciativas no habrá aumento de impuestos en el país.

Las concesiones

Merkel aceptó varias concesiones importantes que podrían ayudar a vencer las reticencias de los militantes del SPD ante la idea de aliarse con un partido de derechas.

Entre ellas se destaca la creación de un sueldo mínimo en Alemania de 8,50 euros la hora a partir de 2015, pero que sólo se aplicaría al conjunto de los ramos a partir de 2017. Este sueldo mínimo sería una novedad en Alemania, país que hasta ahora dejaba en manos de los interlocutores sociales las cuestiones salariales.

Los socialdemócratas también lograron un plan de mejora de las pensiones para sueldos bajos y madres de familia, además de la posibilidad de jubilación 63 años (en lugar de 67) para los asalariados que han cotizado 45 años.

El SPD obtiene también una de sus reivindicaciones principales en sociedad: la posibilidad de conceder la doble nacionalidad a los hijos de extranjeros nacidos en en Alemania.

Por su parte, la CSU de Baviera consiguió la aprobación el próximo año de un peaje para los vehículos extranjeros en las autopistas alemanas, siempre que esa viñeta respete la legislación europea y no suponga una sobrecosto para los conductores alemanes.

Será la segunda vez que Merkel lidere una gran coalición de gobierno, fórmula que ya encabezó en su primera legislatura (2005-2009) y que, a la postre, supuso para el SPD una sangría de votos en las siguientes elecciones generales que se celebraron en el país.

En la última legislatura Merkel optó por gobernar con los liberales del FDP, formación que en los comicios del 22 de septiembre quedó fuera del Bundestag al no superar el 5 por ciento de los votos exigidos para entrar en la cámara.

Si se formaliza la gran coalición, en la oposición sólo quedarán La Izquierda -partido que aglutina a los postcomunistas y disidentes del SPD-, con 64 escaños; y los Verdes, con 63, con quienes Merkel también barajó gobernar en un inicio.

Repercusiones

"El resultado es bueno para nuestro país y tiene una impronta conservadora", dijo Hermann Groehe, secretario general de los Demócratas Cristianos (CDU) de Merkel. "No hay nuevos impuestos y no hay nuevas deudas", subrayó.

Por su parte, la secretaria general del SPD, Andrea Nahles, dijo que el partido puede presentar con la conciencia tranquila el acuerdo a las bases, y se mostró optimista ante la consulta popular del mes próximo.

De parte del ala izquierda del SPD, el diputado Ralf Stegner -que se había mostrado crítico con las negociaciones- dijo también que el acuerdo cumple con las condiciones necesarias para poder recomendar su aprobación a las bases.

Agencias EFE, AFP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.