Your browser does not support javascript

La guerra que no termina: Roma y Londres reiteraron que no negociarán con los secuestradores. Angustia y temor por los rehenes en Irak