Ante el juez, la infanta Cristina lanzó 150 "no me acuerdo" y 123 "no me consta"

Hoy se filtró a la prensa la transcripción de la declaración de la hija del rey Juan Carlos por la causa de corrupción en la que está imputada y se confirmó su actitud evasiva
(0)
20 de febrero de 2014  • 12:59

Apenas terminó la primera declaración de un miembro de la Casa Real española como imputado en una causa, hay algo que quedó claro: la infanta Cristina fue por demás evasiva. Hoy eso se confirmó con la transcripción judicial de las palabras de la hija del rey Juan Carlos ante el juez José Castro, que la investiga por su presunta conexión con el caso de corrupción que involucra a su marido, Iñaki Urdangarin.

Según informa el diario El País sobre la transcripción de la declaración del pasado 8 de febrero, que fue filtrada hoy a la prensa, Cristina lanzó hasta 182 veces la frase "no lo sé", 55 "no lo recuerdo", y 52 "lo desconozco" en sus respuestas ante las 400 preguntas de Castro. A esas cifras, hay que añadir las veces que contesta "no" como respuesta a preguntas del tipo "¿Lo sabe?", durante las seis horas y media de declaración.

En su declaración, la princesa mantuvo sus manifestaciones de ingenuidad, pese a su participación en la empresa Aizoon, la empresa propiedad del matrimonio a la que se desviaron al menos 1,2 millones de euros de los fondos públicos que Urdangarin obtuvo a través de la falsa entidad benéfica Nóos.

"Confiaba en él, él me lo sugirió y así lo acepté", afirmó la infanta Cristina en el tribunal de Palma de Mallorca, en las Islas Baleares para justificar por qué formó junto a su marido la sociedad Aizoon.

La infanta, de 48 años y séptima en la línea de sucesión, es sospechosa por fraude fiscal y blanqueo de dinero en la denominada "causa Noós".

La infanta declaró que su marido decidió constituir Aizoon "para canalizar sus ingresos profesiones", según la transcripción que el juez entregó a las partes y que hoy ha sido filtrada a los medios de comunicación. "A partir de ahí yo no he tenido nada más que ver, ya lo ha llevado él, yo no he intervenido en nada", subrayó la infanta.

En un momento de su declaración, la hija del rey de España se mostró ofendida por la pregunta del juez José Castro, que le inquiría si pudo haber sido utilizada por su marido sin ella saberlo. "No, ni me consta. Casi me ofende, señoría", le dijo.

"Por ser hija del rey se me ha sometido a un escrutinio mayor", se quejó también ante el magistrado que la imputó.

"No hablamos de negocios en casa"

"Yo me ocupaba de los niños, sus actividades, de la escuela y de todo lo que tenía que ver con ellos, con médicos y demás, y mi marido se ocupaba de toda la parte de los gastos", declaró la hija del rey de España en el tribunal de Palma de Mallorca, para desligarse de las actividades de Urdangarin. "Mi marido y yo no hablamos de negocios en casa", agregó.

A preguntas de su abogado Jesús María Silva, Cristina de Borbón aludió de este modo al reparto de tareas en su matrimonio y aseguró que su marido era quien gestionaba los gastos ordinarios del hogar.

También a cuestiones formuladas por su letrado, la infanta dijo que no tiene conocimientos jurídicos ni tributarios, y "muy básicos" en el ámbito económico.

La infanta manifestó además que en algunas de las actas de juntas de Aizoon y otros documentos algunas de las firmas no le parecía que fueran la de su marido.

En referencia a su trabajo profesional en la institución La Caixa, señaló que "algunas veces" e incluso "generalmente" ha firmado documentos sin haberlos leído previamente.

En ese sentido, argumentó que la lectura de estos documentos dependía de si la persona que se lo presentaba para rubricarlos era de "confianza" de su departamento. "Si tengo confianza en la persona que me los presenta, pues los firmo", aseguró.

Agencias EFE y DPA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.