Ante una nueva ola de tensión y protestas

Respuestas a las preguntas más usuales
(0)
26 de febrero de 2004  

-¿Qué decidió ayer la justicia electoral?

-Aunque aclaró que las firmas no han sido anuladas todavía, el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció que la autenticidad de más de un millón de rúbricas recolectadas por la oposición para respaldar la convocatoria de un referéndum contra Hugo Chávez está en duda. Los electores cuyas firmas fueron puestas bajo la lupa ahora tendrán cinco días para ratificar su respaldo al referéndum. Sólo el próximo domingo anunciarán cuántas rúbricas fueron dadas por válidas y cuántas deberán ser ratificadas.

-¿Qué pasaría si las firmas fueran anuladas?

-La oposición dijo ayer desconocer la decisión del Consejo y llamó a sus partidarios a la "resistencia pacífica", lo que anticipa una nueva ola de tensión, protestas y enfrentamientos, tal vez violentos, entre el oficialismo y la oposición. La oposición no tiene muy claro qué postura adoptaría si el referéndum fuera rechazado. Los sectores más radicales llaman a la desobediencia civil; los más moderados proponen un boicot en las próximas elecciones regionales, el 1° de agosto, lo que implicaría no presentar candidatos.

-¿Y si son aceptadas?

-Entonces la oposición habrá recolectado las firmas que la Constitución exige para realizar el referéndum revocatorio de mandato del presidente, Hugo Chávez, dentro de los tres meses posteriores a la confirmación de la consulta. Si el referéndum se realizara antes del 19 de agosto y el resultado fuera adverso a Chávez, se convocaría a elecciones en un lapso de 30 días; si el resultado fuera favorable al presidente, el jefe de Estado completaría su mandato, que termina en 2006. Pero, si la consulta se realizara después del 19 de agosto y el presidente perdiera, el vicepresidente asumiría el poder, ya que restarían menos de dos años de mandato.

-¿En qué posición se encuentra hoy Chávez?

-Las últimas encuestas muestran un avance en su imagen y le otorgan un 40% de respaldo (hace tres meses la aprobación era del 30%). Según analistas, la mejora responde a la alta popularidad de las decenas de planes sociales que el gobierno puso en marcha en los últimos meses. Sin embargo, Chávez se ha debilitado en otros aspectos, sobre todo por el retroceso que sufrió la economía del país, que se redujo en más del 9% en 2003.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.