Apuñalaron a una candidata a alcalde en Alemania por defender la acogida de refugiados

Una policía vigila la escena del ataque, donde quedó el material para promocionar la candidatura de Reker
Una policía vigila la escena del ataque, donde quedó el material para promocionar la candidatura de Reker Fuente: Reuters
Henriette Reker, una de las favoritas para convertirse en alcalde de Colonia en las elecciones de mañana, es la encargada de la política de refugiados; su vida está fuera de peligro
(0)
17 de octubre de 2015  • 13:14

BERLÍN.- La candidata favorita a la alcaldía de Colonia, Henriette Reker, fue apuñalada hoy durante un acto de campaña, un día antes de las elecciones en la ciudad occidental alemana. Según la policía, la motivación detrás del ataque fue "racista", vinculados a su defensa de la política de acogida de refugiados.

La candidata independiente, apoyada por los conservadores de la canciller Angela Merkel y dos otros partidos, recibió una puñalada en el cuello cuando hacía campaña en un mercado esta mañana, afirmó la alcaldía de la ciudad en un comunicado. Fue atacada por un hombre de 44 años que iba armado con dos cuchillos y se lanzó contra ella y dos de sus acompañantes, que resultaron heridos, igual que un policía de civil que intervino para reducirlo y dos ciudadanos más. Una de esas personas está herida de gravedad; los demás -incluida la candidata- no corren peligro de vida.

El ataque ocurrió mientras Reker visitaba un puesto de campaña colocado en el mercado por el partido Unión Demócrata Cristiana (CDU) al que pertenece Merkel. La dirigente, de 58 años, ha estado al frente del departamento de Integración y Asuntos Sociales de la ciudad desde 2010.

Las autoridades de Colonia parten de la base de que el atacante -con pasaporte alemán, desempleado y sin antecedentes penales- actuó por "odio racista", según las versiones de testigos presenciales y su propia declaración, tras ser detenido.

Reker, gravemente herida en el cuello, "era responsable de la acogida de refugiados" en la alcaldía de Colonia, explicó Wolfgang Albers, director de la policía de Renania del norte-Westfalia. "En este contexto, se privilegia una acción política" dijo, respecto de las hipótesis que manejan.

La candidata sufre "heridas serias" pero su estado es "estable", según Albers.

"Estupor"

El ataque sacudió a una Alemania dividida, tanto en lo que concierne a los comicios locales -cuya celebración se mantiene, según indicaron fuentes de la alcaldía- como a escala nacional.

La propia Merkel expresó su "estupor" ante la agresión, mientas que la jefa del Gobierno de Renania del Norte-Westfalia, la socialdemócrata Hannelore Kraft, escribió en su cuenta en Twitter que se trata de un "ataque contra todos nosotros".

El alcalde saliente, Juergen Roters, dijo estar "profundamente conmocionado'' por el ataque. El socialdemócrata de centroizquierda Jochen Ott, principal rival de Reker en los comicios, suspendió sus actos de campaña.

Reker, candidata sin partido pero apoyada por los conservadores (CDU) de Angela Merkel, es una de las candidatas favoritas a la alcaldía de Colonia, la cuarta ciudad de Alemania con 980.000 habitantes.

Con los sondeos a la baja y una rebelión en su propio partido, la canciller Angela Merkel afronta un creciente descontento tras diez años en el poder en Alemania debido a su política aperturista con los refugiados.

La llegada de refugiados a Alemania -se estima que este año el país recibirá entre 800.000 y un millón de peticionarios- ha disparado los ataques contra albergues de asilados y las acciones de acoso contra políticos identificados con la acogida a los migrantes.

De acabar siendo el acto de un perturbado, el ataque se inscribiría en la serie de atentados sufridos por políticos alemanes, entre ellos el exlíder del SPD Oskar Lafontaine, herido con arma blanca en abril de 1990 por una enajenada, que se decía perseguida por los extraterrestres.

De mayor gravedad fue el sufrido unos meses después, en octubre de 1990, por el actual ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, entonces titular de Interior del canciller Helmut Kohl, que recibió dos disparos de un esquizofrénico con antecedentes penales en un acto del partido, atentado tras el que quedó en silla de ruedas.

Agencias AFP, EFE y AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.