Arafat buscará ser reelegido como presidente de la ANP

En respuesta al plan norteamericano para la creación de un Estado palestino provisional, el actual titular de la Autoridad Nacional Palestina anunció su postulación en los comicios de enero próximo
En respuesta al plan norteamericano para la creación de un Estado palestino provisional, el actual titular de la Autoridad Nacional Palestina anunció su postulación en los comicios de enero próximo
(0)
26 de junio de 2002  • 15:35

RAMALLAH.- El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat, anunció hoy que presentará su candidatura a las próximas elecciones presidenciales, en las que por el momento no tiene ningún rival que le pueda hacer sombra.

Arafat se presentará a la reelección en los comicios previstos para enero, a pesar del "plan Bush" que condiciona la creación de un "Estado palestino provisional" a su marcha del poder.

Así lo confirmó hoy el ministro de Planificación palestino, Nabil Shaat, quien aseguró que se lo había comunicado el propio presidente de la ANP.

Shaat dijo que espera que se presenten nuevos candidatos a los comicios, aunque por el momento sólo ha expresado esa voluntad el independiente Abd Satr Al-Kasam, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de An-Nayah, de Naplusa.

Arafat anunció hoy que las elecciones presidenciales y parlamentarias tendrán lugar entre los días 10 y 20 de enero de 2003, según informó el ministro de Gobernación Local, Saeb Erekat.

El anuncio de las elecciones se produce dos días después de que el presidente estadounidense, George W. Bush, prometiera el apoyo de Washington a la creación de un Estado provisional a cambio de que el pueblo palestino elija una nueva dirección para la ANP, en clara alusión a la necesidad de marginar a Arafat de las esferas del poder.

En este tira y afloja diplomático, la opinión pública palestina también comienza a alzar la voz acerca de la inamovilidad de Arafat y de la imposibilidad de renovación si permanece en el poder.

Sin embargo, por el momento no hay ningún dirigente palestino que se atreva a presentar su candidatura frente al veterano presidente, aunque no se descarta que altos mandos de los organismos de seguridad como Yibril Rayub, o ex altos mandos como Mohamed Dahlán, lo hagan en un futuro.

Los observadores tampoco descartan una posible candidatura de Haider Abdel Shafi, un crítico de Arafat y veterano de la política palestina hasta que la ANP se instauró en la zona en 1995.

Pero por el momento, Al-Kasam, sin ningún vínculo con la política nacional o con las instituciones de la ANP, es el único que se ha atrevido a decir que "la sociedad palestina necesita un cambio radical".

"Me presento por dos razones: la primera es por la situación interna en el plano social, económico, cultural y político, que es desesperante", explicó en declaraciones a EFE Al-Kasam, quien destacó como primer obstáculo el problema de la corrupción en el seno de la ANP.

La segunda razón, agregó, es "la situación política externa, porque todos los acuerdos firmados con los israelíes no han proporcionado nada a los palestinos y al final nos hemos convertido en protectores de la seguridad israelí".

Al-Kasam, que se opone a los acuerdos de Oslo con Israel, confesó que tiene grandes esperanzas de que los islamistas le apoyen en las elecciones y también "por lo menos la mitad de los votantes de Al Fatah", el partido que lidera Arafat.

Pero Ghasi Hamad, ex portavoz del grupo integrista Hamas y actual editor del periódico islámico "Ar-Risala", considera que nadie puede hacer sombra a Arafat, porque "no estaría capacitado para aceptar en sus manos la responsabilidad tan grande de firmar acuerdos y hacer concesiones en algo tan importante como el futuro y el destino palestinos".

"Nadie más puede competir con él; es el líder de Fatah y de la OLP, aunque en mi opinión ha fracasado en muchos campos", agregó Hamad.

Hamad señaló que, a su juicio, Hamas no participará en las elecciones presidenciales, porque "para ellos primero hay que luchar y liberar el territorio ocupado por Israel".

Entretanto, y mientras continúa la ocupación por Israel de siete de las ocho ciudades de Cisjordania, Erekat señaló que el nuevo Ejecutivo de la ANP ha aprobado ya el plan de gobierno para los primeros cien días, que incluye amplias reformas institucionales.

Dicho plan prevé el nombramiento de nuevos jueves para los tribunales palestinos, así como una mayor coordinación entre los organismos de seguridad, que quedarán bajo el mando unificado del ministro del Interior, Abdel Razeq Al Yahíe.

Erekat señaló que "estas reformas no tienen nada que ver con el discurso de Bush para buscar un nuevo liderazgo, ya que -dijo- comenzaron hace más de un mes".

Fuente: EFE

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.