Aristide se niega a renunciar

En un mensaje difundido por la televisión estatal, el presidente haitiano rechazó los pedidos de los EE.UU., Francia y Canadá de abandonar el poder; el líder rebelde, Guy Philippe, dijo que suspenderá por uno o dos días el ataque a Puerto Príncipe
(0)
28 de febrero de 2004  • 17:10

PUERTO PRINCIPE. - El presidente haitiano Jean Bertrand Aristide llamó la madrugada de hoy a sus partidarios a movilizarse pacíficamente, reafirmando que no existe posibilidad alguna de que abandone el poder.

En una intervención en la televisión estatal, Aristide se refirió a los llamados para que renuncie de Estados Unidos, Francia y Canadá: "Nada de irse, eso son rumores sin fundamentos que son originados por líderes de la oposición para provocar a la población y (generar) desórdenes en el país".

Aristide manifestó su deseo porque se retome la actividad comercial en Haití y pidió "a los 46.000 funcionarios del Estado estar presentes el lunes en sus puestos". "Yo mismo, así como funcionarios y los miembros del Gobierno estaremos en nuestros puestos el lunes", afirmó.

Tras condenar "los actos de violencia y saqueos" sucedidos ayer en Puerto Príncipe, en los que se registraron tres asesinatos, llamó a sus partidarios a movilizarse pacíficamente "para proteger la democracia".

"Lanzo un llamado a los jóvenes para que informen a la policía pero no que la reemplacen. Nada indica que algunos terroristas no estén en Puerto Príncipe, hay que vigilar en conjunto para defender la democracia feroz y pacíficamente", dijo Aristide en unas declaraciones a la televisión del estado.

El mandatario pidió a la policía "asumir sus responsabilidades". "Es necesario continuar la vigilancia, cuidar por no desmovilizarse, sigan siendo solidarios para proteger la democracia", insistió.

"Es bueno que realicen barricadas pero no durante el día porque hay que dejar que se desarrollen las actividades del día", destacó Jean Bertrand Aristide.

Sin embargo, "en la noche si es necesario montar las barricadas para proteger la democracia porque la oposición como Lavalas (partido en el poder) debe defender la democracia".

"Defender la democracia"

"Los funcionarios públicos y el sector privado, los ricos y los pobres deben defender la democracia", reiteró.

Aristide también se refirió a un comunicado del gobierno estadounidense enviado ayer y en el que llamaba a cesar la violencia en Puerto Príncipe y a los rebeldes a desistir de sus intentos por llegar a la capital.

"Es bueno pedirle a los terroristas que no entren a Puerto Príncipe pero ellos deberían irse lejos del país porque son personas que ya están condenadas por la justicia haitiana y que han causado mucha desgracia a este país", dijo el presidente.

Denunció "la violencia de los terroristas" que "toman a la población como rehenes en las regiones que ocupan" y habló de un "complot contra la democracia y contra el pueblo".

El mandatario también felicitó a la policía por "su coraje y valentía", que le permitió retomar el control el viernes de la tercera ciudad del país, Les Cayes (sur), que estaba tomada por un grupo de opositores armados.

Volviendo al tema de las presiones internacionales para que abandone el poder, Aristide dijo: "Es falso, todos los llamados internacionales no van en el mismo sentido, yo recibo muchos llamados desde la mañana hasta la noche, pero hay muchos llamados de solidaridad".

Citó entre estos gestos de apoyo a los manifestados por "la Unión Africana, que expresó su solidaridad con el pueblo haitiano, al reverendo Jesse Jackson y otros parlamentarios estadounidenses".

"Hay muchos diplomáticos que me llaman, paso largas horas en el teléfono. No todas son llamadas para renunciar", resaltó Aristide.

Los rebeldes suspenderán los ataques a Puerto Príncipe

El líder rebelde Guy Philippe dijo hoy que suspenderá por un día o dos un planeado ataque a Puerto Príncipe, en respuesta a un pedido de los Estados Unidos que vio por Internet.

Mientras tanto, los insurgentes continuarán convergiendo cerca de la capital, expresó en una entrevista con The Associated Press desde su base de Cabo Haitiano, la segunda ciudad más importante de Haití controlada por los rebeldes desde el domingo último.

"Escuché que los Estados Unidos pidió a nuestros hombres que frenen su avance a Puerto Príncipe", manifestó. "Está en las noticias, en la internet".

En un comunicado distribuido a la prensa el viernes en la noche, la embajada estadounidense pidió a los insurgentes que frenaran su avanzada hacia Puerto Príncipe.

Fuente: AFP y AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.