Dilma cede poder para proteger su gobierno

Más presencia de sus aliados políticos; aumenta el peso de Lula
Alberto Armendáriz
(0)
3 de octubre de 2015  

Dilma Rousseff, minutos antes de anunciar la reforma de gabinete en el Palacio del Planalto
Dilma Rousseff, minutos antes de anunciar la reforma de gabinete en el Palacio del Planalto Fuente: EFE - Crédito: FERNANDO BIZERRA JR.

RÍO DE JANEIRO.– Agobiada por presiones en todos los flancos, Dilma Rousseff se resignó a ceder parte de su poder para garantizar la gobernabilidad.

En un intento de asegurarse apoyo para que el Congreso apruebe sus más recientes medidas de ajuste fiscal y bloquear los pedidos opositores para que sea sometida a juicio político, la presidenta de Brasil anunció ayer una profunda reforma de su gabinete, con la cual dio mayor participación a sus aliados del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). Con su popularidad por el piso, de cara a la sociedad anunció también la eliminación de ocho de los 39 ministerios y de 3000 cargos de asesores públicos, además de la poda en un 10% de su salario, el del vicepresidente y los de sus ministros.

Después de varias semanas de intensas negociaciones, en las que estuvo muy involucrado el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, su padrino político, Rousseff confirmó que aumentará el peso del PMDB en el gabinete, otorgándole un papel clave al socio principal del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), lo que incluye la cesión del ministerio con más recursos.

El PMDB, que tiene la vicepresidencia (a cargo de Michel Temer), controla la mayoría de los gobiernos estatales y municipales del país, ostenta las bancadas más grandes en el Congreso y ejerce las presidencias de ambas cámaras legislativas, pasará de comandar ahora siete carteras: el Ministerio de Salud y el de Ciencia y Tecnología se suman a los cinco que ya poseía (Minas y Energía, Agricultura, Aviación Civil, Puertos, y Turismo).

El otro gran anuncio de Rousseff fue que, tras resistirse durante meses, reemplazó a su jefe de gabinete, Aloizio Mercadante -una de las personas más cercanas a ella- por quien hasta ayer era ministro de Defensa, Jaques Wagner, ex gobernador de Bahía y hombre de absoluta confianza de Lula. Mercadante pasará a ser ministro de Educación, puesto que ya ocupó anteriormente.

Asimismo, Lula ubicó otro representante suyo en el equipo de articulación política de su ahijada con la designación de Ricardo Berzoini (hasta ahora ministro de Comunicaciones) en el nuevo cargo de secretario de Gobierno (fusión de la Secretaría General de la Presidencia con la de Relaciones Institucionales). El ex presidente ya tenía a uno de sus alfiles, Edinho Silva, como ministro de Comunicación Social.

"Esta reforma tiene un propósito: actualizar la base política del gobierno buscando una mayoría que amplíe nuestra gobernabilidad. Al alterar algunos de los dirigentes de los ministerios, estamos haciendo una coalición de gobierno más equilibrada, fortaleciendo las relaciones con los partidos y con los legisladores que nos dan sustentación política", explicó Rousseff en un acto en el Palacio del Planalto.

Con la venia de Lula, para quien es prioritario que el gobierno de su ahijada sobreviva, el PT se resignó a pasar de 13 a nueve ministerios. Reelecta en octubre del año pasado, Rousseff ha visto desplomarse su popularidad a menos de 10% en estos diez meses, en medio de la aguda recesión económica, el escándalo de corrupción de Petrobras en el que están vinculados numerosos políticos oficialistas, y las disputas en la coalición gobernante.

Con la economía en declive -se espera que este año el PBI se retraiga un 2,8%, la inflación supere el 9,4% y el desempleo alcance el 10%-, el equipo liderado por el ministro de Economía, el banquero neoliberal Joaquim Levy, anunció el mes pasado un nuevo paquete de austeridad que prevé grandes recortes de gastos y un aumento de impuestos, pero que se estancó en el Congreso. En gran parte, debido a las resistencias del PMDB, que tiene 66 de los 513 diputados y 18 de los 81 senadores, pero también por divisiones en el bloque petista (el PT cuenta con 62 diputados y 13 senadores).

"Sabemos que existen dificultades que tienen que ser superadas para que la economía del país vuelva a crecer, pero para eso necesitamos estabilidad política. Necesitamos colocar los intereses del país por encima de los intereses partidarios", resaltó la mandataria, quien enfrenta numerosos pedidos de juicio político impulsados por la oposición y grupos civiles que organizaron masivas marchas en su contra.

Con los cambios ministeriales, el gobierno espera poder obstruir el inicio de un proceso de impeachment, para el cual se requiere del respaldo de 342 diputados. El reparto de cargos al PMDB buscó aislar también al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, díscolo de esa fuerza, que se declara abiertamente opositor al gobierno.

Por su cargo, Cunha tiene la autoridad de admitir o rechazar cualquier pedido de juicio político a la jefa de Estado. Como él mismo está acusado de beneficiarse del escándalo del " petrolão", amenazó con socavar el poder de la mandataria si el gobierno no interviene para frenar las investigaciones sobre el enorme esquema de sobornos en Petrobras.

Rousseff había adelantado que la reforma de gabinete incluiría la eliminación de diez de los 39 ministerios pero al final sólo serán ocho los descartados. Sin embargo, acompañó los anuncios de ayer con el recorte de 30 secretarías nacionales y 3000 cargos de asesores públicos.

Asimismo, informó que tanto su sueldos como los del vicepresidente Temer (de 30.934 reales o 7622 dólares) y de sus ministros sufrirán un recorte del 10%.

Los tijeretazos simbólicos se extenderán también a la telefonía, los pasajes aéreos y los viáticos, con límites de gastos, a la creación de una central de autos oficiales para reducir y optimizar la flota, y a la revisión de los alquileres de oficinas, servicios de vigilancia, seguridad y tecnología.

Al menos en un primer momento, la reacción de los mercados a estos anuncios fue positiva: la Bolsa de San Pablo cerró con un alza del 3,79% y el dólar bajó un 1,44% frente a la moneda brasileña, para acabar con una cotización de 3,94 reales.

Resignación y críticas a los anuncios de Dilma

El PT mostró desencanto, mientras que la oposición la acusa de sólo buscar quedarse en el poder

Umberto Costa

Senador del PT

"Es malo para nosotros, del PT, pero no había otra alternativa que ceder"

Mendonça Filho

Vocero del DEM

"Con esta reforma el único objetivo de Dilma es mantenerse en el poder"

Cassio Cunha Lima

Senador del PSDB

"Fueron cambios puntuales para intentar escapar del juicio político"

Marina Silva

Candidata a la presidencia en las elecciones de 2014

"Dilma está aislada en el nuevo gabinete"

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.