Ascienden a 40 los muertos por los atentados en Marruecos

Los autores de todos los ataques habrían sido terroristas suicidas; cerca de 60 personas resultaron heridas
(0)
17 de mayo de 2003  • 09:54

El número de muertos por una serie de atentados terroristas perpetrados ayer en el corazón de Casablanca, Marruecos, ascendió a por lo menos 40, según indicó un funcionario del gobierno.

Ayer, varios terroristas efectuaron una serie de atentados, destruyeron un centro de la comunidad judía y dos blancos occidentales.

La fuente, que habló a condición de permanecer en el anonimato, declaró que probablemente había extranjeros entre las víctimas. Añadió que, hasta ahora, las investigaciones demostraron que todos los ataques fueron realizados por dinamiteros suicidas, y que ningún carro bomba fue empleado.

Originalmente, las autoridades informaron que por lo menos tres explosiones provinieron de carros bomba, y que una cuarta fue causada por un dinamitero suicida, que ingresó al restaurante del centro cultural Casa España con explosivos ceñidos a la cintura.

Una fuente diplomática, que también pidió permanecer anónima, señaló que por lo menos un ciudadano español había muerto, pero que no podía confirmarlo. El ministro español de Asuntos Exteriores informó que no había residentes españoles de Casablanca entre las víctimas, pero reconoció que algunos visitantes de su país en Marruecos pudieron resultar heridos.

Unas 60 personas resultaron lesionadas, según las autoridades. Las explosiones dañaron un centro de reuniones y un cementerio de la comunidad judía, el consulado de Bélgica, la Casa España y un hotel.

Casablanca, el centro económico de Marruecos, quedó sumida en el caos. La policía y los cuerpos de rescate acudieron a los lugares de las explosiones. Varios cadáveres quedaron regados en las calles, junto a montones de escombros.

"Fueron terroristas, dinamiteros suicidas", dijo a la prensa el ministro del Interior, Mustafá Sahel. "Esto lleva la firma conocida de los terroristas internacionales".

La agencia local de noticias MAP informó que tres sospechosos, todos marroquíes, fueron detenidos y que 10 de los fallecidos eran dinamiteros.

El portavoz de la cancillería de Bélgica, Didier Seeuws, comunicó a la agencia Belga que hubo graves daños en el consulado y que dos policías afuera del edificio murieron y un guardia de seguridad fue hospitalizado.

Marruecos fue un firme aliado de Estados Unidos, pero lamentó que no fuera alcanzada una solución pacífica en la crisis iraquí.

Fuente: AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.