Ataque suicida en Chechenia: 40 muertos

Dos rebeldes separatistas estrellaron un camión cargado con explosivos contra una sede del gobierno Entre las víctimas hay policías, funcionarios y civiles, incluidos 6 niños Además, hay 100 heridos Putin dijo que el atentado busca detener los esfuerzos de paz
(0)
13 de mayo de 2003  

MOSCU (Reuters).- En un atentado que representa un duro revés para los planes del Kremlin de pacificar la región del Cáucaso ruso, al menos 40 personas murieron ayer, entre ellos seis niños, cuando dos atacantes suicidas estrellaron un camión cargado de explosivos contra una sede gubernamental en un poblado de la separatista República de Chechenia, dijeron las autoridades.

La explosión, que tuvo lugar en el poblado de Znamenskoye, en la relativamente pacífica región norte del territorio checheno, dejó además un centenar de heridos, en el hecho de violencia separatista más grave desde el referendo de marzo, que reforzó los vínculos de Chechenia con Rusia.

La votación fue ampliamente vista como una victoria para el Kremlin, que busca desde hace más de una década desactivar definitivamente la rebelión separatista en la región.

Pese a la gravedad del ataque, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que no permitirá que el ataque descarrile los esfuerzos del Kremlin para llevar la paz a la provincia rebelde.

"No podemos permitir que algo como esto ocurra. No lo permitiremos", insistió el mandatario en una reunión de gabinete, antes de añadir que "las acciones estuvieron dirigidas directamente a impedir el proceso de arreglo político en Chechenia".

Bola de fuego gigantesca

Según relatos de testigos, los soldados que resguardaban el edificio gubernamental, donde se encuentran las oficinas locales de la agencia rusa de seguridad, dispararon contra el camión para intentar detenerlo, pero el vehículo logró sortear las barreras de concreto de seguridad y se estrelló contra el inmueble, estallando en una gigantesca bola de fuego.

El impacto de la explosión dañó gravemente el edificio y destruyó además ocho casas de los alrededores. Los equipos de rescate seguían anoche tratando de liberar a los que quedaron atrapados bajo los escombros.

"Al menos 40 personas murieron en la explosión", dijo un vocero del Ministerio del Interior checheno. Según funcionarios locales, además, unas 100 personas resultaron heridas, y las autoridades suponen que los dos rebeldes murieron en el atentado.

La explosión, que dejó un cráter de 16 metros de diámetro y 2,5 metros de profundidad, fue equivalente a por lo menos una tonelada de TNT, por lo que destruyó también el cuartel regional del Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB, ex KGB) y de la policía chechena. Entre las víctimas hay miembros del FSB, policías chechenos y civiles, entre ellos seis niños menores de 12 años.

Por otra parte, la explosión representó un duro revés para Putin, que usó su posición de línea dura contra los rebeldes chechenos para obtener una fácil victoria electoral en 2000, y ensombrecerá su discurso anual sobre el estado de la nación, el viernes.

Un vocero de Aslan Masjadov, el ex presidente de la región, ahora prófugo, negó su responsabilidad en el ataque, que no fue reivindicado hasta anoche por ningún grupo. "Masjadov nunca ha dicho que respalda el terrorismo. Esos métodos no son aceptables para la resistencia chechena", declaró el vocero Salambek Maigov.

Sin embargo, el jefe del gobierno pro ruso de Chechenia, Akhmad Kadyrov, culpó a los hombres de Masjadov. "Necesitamos estar más vigilantes y ser responsables para que estos vehículos cargados con explosivos no puedan viajar por todo el territorio de la república (chechena)", dijo el funcionario a la agencia de noticias rusa Interfax.

En octubre pasado, rebeldes chechenos tomaron como rehenes a 700 personas en un teatro de Moscú. El comando suicida que lanzó el asalto y 129 de los rehenes murieron cuando las fuerzas de seguridad usaron un poderoso gas para ingresar en el teatro. Asimismo, en diciembre pasado, un ataque con bomba en Grozny contra las oficinas de un sector del gobierno local dejó 80 muertos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.