Atentado en Kenia: "Estaba preparado para morir", dijo un sobreviviente que se escondió 12 horas bajo una mesa

En total 21 personas murieron y aún hay cerca de 20 desaparecidas
En total 21 personas murieron y aún hay cerca de 20 desaparecidas Fuente: Reuters
(0)
17 de enero de 2019  • 08:33

NAIROBI.- El martes pasado, un grupo de milicianos en Kenia ingresó por la fuerza a un complejo hotelero de lujo y desató el caos: cinco atacantes provocaron una explosión en el estacionamiento, protagonizaron un ataque suicida con bomba en el vestíbulo y luego abrieron fuego y tomaron rehenes durante más de 20 horas. Murieron 26 personas, entre ellos, cinco agresores.

Pero la tragedia aún no termina. Hay decenas de personas heridas y cerca de 20 desaparecidas, por lo que las autoridades estiman que el número de víctimas aumentará.

Fin del ataque yihadista contra complejo hotelero en Kenia - Fuente: AFP

01:15
Video

El grupo somalí Al-Shabab, afiliado a Al-Qaeda y que busca imponer una estricta ley islámica en el país, se hizo responsable de lo ocurrido y dijo que se trató de una venganza por la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

En total 21 personas murieron y aún hay cerca de 20 desaparecidas
En total 21 personas murieron y aún hay cerca de 20 desaparecidas Fuente: Reuters

Más de 700 civiles fueron evacuados del complejo dusitD2 después del ataque que hizo recordar el asalto ocurrido en 2013 en un centro comercial de Nairobi que dejó 67 muertos. Algunos de ellos, los que sobrevivieron a la masacre, contaron cómo fueron esas horas de tensión extrema.

Patrick Viera Nganga tiene 38 años y pasó más de 12 horas escondido debajo de una mesa. "Acababa de almorzar con amigos y fui al baño cuando ocurrió la explosión en la entrada. Apenas dos minutos después comenzó el fuego. Corrí al vestíbulo y me escondí debajo de una mesa grande... Dos de los atacantes entraron y dispararon a dos personas. Otro disparaba continuamente en todas direcciones", contó de acuerdo a lo publicado por el diario The Guardian.

Asimismo, destacó que se hizo pasar por muerto para sobrevivir: "No me moví. Me hice el muerto. Estaba preparado para morir. Dejé de pensar en la vida. Después cayó la noche y comencé a rezar. Cerca de las 4 de la mañana escuché voces de la policía llamando a los sobrevivientes".

En total 21 personas murieron y aún hay cerca de 20 desaparecidas
En total 21 personas murieron y aún hay cerca de 20 desaparecidas Fuente: Reuters

Por su parte, Robert Kamau, de 41 años, otro de los que logró escapar de la muerte, relató que estaba esperando en el lugar para ingresar a una entrevista de trabajo con una compañía local. "Lo primero que escuché fue un gran ruido. Diez minutos más tarde, un empleado del hotel vino corriendo y nos dijo que era un ataque terrorista. Todos corrieron a refugiarse. Vi a un guardia del hotel que intentaba ayudar a una mujer herida y todos corrimos a la salida de emergencia, pero cuando miré por el pasillo, había un atacante, un joven de piel clara con un rifle AK47. Nos vio y comenzó a disparar", aseguró el hombre.

Kamau, quien fue sacado del complejo por la policía el miércoles por la mañana, agregó: "Agradezco a Dios por estar vivo hoy. Agradezco a los que me rescataron también".

Tracy Wanjiru también estaba en el complejo al momento de la masacre y habló sobre cómo logró salvar su vida: "Estaba trabajando en la peluquería cuando los atacantes irrumpieron. No fue fácil. Todo lo que puedo decir es que agradezco a Dios", advirtió.

En total 21 personas murieron y aún hay cerca de 20 desaparecidas
En total 21 personas murieron y aún hay cerca de 20 desaparecidas Fuente: Reuters

La suerte de los sobrevivientes es esperanza para los familiares de los desaparecidos que aún aguardan encontrar a sus seres queridos. Como Sylvia, de 30 años, que busca a su novio, quien había llegado recientemente de Australia y reservado cuarto en el hotel. "Hablamos por teléfono justo antes del ataque y cuando todavía estábamos en la línea, ocurrió la explosión, seguida de disparos", dijo.

Kenia, donde tienen su sede del África oriental compañías multinacionales y Naciones Unidas, se convirtió en un blanco frecuente para el grupo jihadista Al Shabaab después de que el país enviara tropas a Somalia en 2011 para intentar crear una zona neutral a lo largo de su frontera.

Los miembros de Al Shabab, expulsados de Mogadiscio en 2011, perdieron la mayoría de sus bastiones. Pero siguen controlando importantes sectores rurales desde donde lanzan operaciones de guerrilla y atentados suicida.

En total 21 personas murieron y aún hay cerca de 20 desaparecidas
En total 21 personas murieron y aún hay cerca de 20 desaparecidas Fuente: Reuters

Agencias Reuters, AFP y AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.