El alza de los precios de los combustibles. Aún no afecta el comercio