Aznar pide al G8 fondos para ayudar a países endeudados

El presidente español coincidió con el primer ministro canadiense, Jean Chrétien, en proponer un apoyo expreso a la economía brasileña y pedirán atención a la crisis económica argentina
El presidente español coincidió con el primer ministro canadiense, Jean Chrétien, en proponer un apoyo expreso a la economía brasileña y pedirán atención a la crisis económica argentina
(0)
26 de junio de 2002  • 17:15

CALGARY, Canadá.- El presidente del gobierno español, José María Aznar, expresó hoy la disposición de la UE a colaborar con el plan de desmantelamiento nuclear ruso y coincidió con el primer ministro canadiense, Jean Chrétien, en reclamar fondos adicionales para ayudar a los países fuertemente endeudados.

Esa coincidencia se puso de manifiesto en la entrevista que Chrétien mantuvo con Aznar y el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, antes del inicio de la cumbre del G8 en Kananaskis (Canadá), durante la que el jefe del Ejecutivo español y presidente del Consejo Europeo propondrá un apoyo expreso a la economía brasileña y pedirá atención a la crisis económica de la Argentina.

El primer ministro canadiense y el presidente del Gobierno español dedicaron una especial atención al impulso de la iniciativa Hipic, que pretende el alivio de la deuda de los países menos desarrollados.

Al respecto, coincidieron en que harán falta entre 500 y 800 millones de dólares (505-808 millones de euros) adicionales como consecuencia del descenso de los precios de las materias primas.

Respecto al plan para el control del material procedente del desmantelamiento nuclear ruso, Aznar manifestó la disposición de la UE a colaborar con este programa, si bien precisó que la Unión no dispone aún de los fondos necesarios.

Alemania, el Reino Unido e Italia comprometieron ya, al igual que Canadá, aportaciones individuales para esta iniciativa de ayuda financiera a Rusia, por la que este país recibiría 10.000 millones de dólares (10.101 millones de euros) de EE.UU. y otros 10.000 millones del resto de naciones del G7 durante un período de 10 años.

Aznar informó además a Chrétien que, en el debate que los líderes del G8 dedicarán al crecimiento económico y el desarrollo sostenible, lanzará un mensaje de confianza en el futuro de la economía argentina y subrayará la necesidad de respaldar a este país en el desarrollo de sus reformas.

El presidente en ejercicio del Consejo Europeo también defenderá que el comunicado final de la cumbre incluya una referencia a la confianza que para el G8 merece la economía de Brasil, tanto en su momento actual como en el futuro.

En el análisis de los trabajos de la Organización Mundial de Comercio (OMC), los dos jefes de Gobierno son partidarios de no revisar de momento la estrategia diseñada en la ronda de Doha.

La situación en Medio Oriente

En cuanto a la crisis de Medio Oriente, Chrétien advirtió de que la propuesta del presidente de EE.UU., George W. Bush, no debe centrar los debates de una cumbre convocada para discutir otras cuestiones.

Defendió en todo caso una solución al conflicto basada en la convocatoria de elecciones legislativas en Palestina, la lucha contra la corrupción en estos territorios y la retirada israelí de las zonas ocupadas.

Aznar y Chrétien dejaron para los trabajos de la cumbre el debate sobre la cooperación antiterrorista, una de las prioridades de la reunión del G8 y también de las relaciones de los Quince con el Gobierno canadiense, como quedó de relieve en la cumbre UE-Canadá que se celebró el pasado mayo en la ciudad española de Toledo.

Entre los compromisos asumidos en aquella cita figuran la disposición a estudiar la firma de acuerdos de colaboración judiciales y policiales UE-Canadá, luchar conjuntamente contra la financiación del terrorismo y reforzar la cooperación frente a la inmigración ilegal.

En este sentido, la UE y Canadá mantienen su apuesta por examinar el ámbito de aplicación de un posible acuerdo entre este país y Eurojust frente al terrorismo y la delincuencia organizada, y por estudiar la posibilidad de celebrar convenios de cooperación en el ámbito de la asistencia judicial mutua y la extradición.

Ambas partes proyectan reforzar el intercambio de información entre sus respectivos cuerpos de seguridad y también entre sus respectivas unidades de información financiera, con el fin de mejorar la capacidad de actuación preventiva contra el terrorismo y la delincuencia organizada.

La orientación de estas iniciativas coincide con las propuestas que los principales líderes mundiales reunidos en Kananaskis tienen encima de la mesa para aplicar de manera efectiva la resolución 1373 del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la supresión de la financiación y el apoyo a los grupos terroristas.

Además de su entrevista con Chrétien, Aznar mantuvo anoche conversaciones con el primer ministro británico, Tony Blair, con el canciller alemán, Gerhard Schroeder y con el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi.

En la mesa redonda alrededor de la que se sientan los asistentes a la Cumbre, el presidente del Gobierno español se encuentra flanqueado por el presidente de la Comisión Europea y por el primer ministro japonés, Junichiru Koizumi.

Fuente: EFE

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.