Bajo presión, Bolsonaro evalúa desistir de nombrar a su hijo en EE.UU.

Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro Fuente: Archivo - Crédito: DPA
El presidente enfrenta acusaciones de nepotismo por pretender designarlo embajador en Washington
Alberto Armendáriz
(0)
21 de agosto de 2019  

RÍO DE JANEIRO.- Tras la fuerte resistencia que generó la propuesta del presidente Jair Bolsonaro de nominar a uno de sus hijos, Eduardo Bolsonaro, como embajador ante Estados Unidos, el mandatario reconoció ayer que podría desistir de la designación, que tendría que ser aprobada por el Senado.

"No quiero someter a mi hijo a un fracaso. Yo creo que él tiene competencia, pero todo puede suceder", señaló el presidente.

A principios del mes pasado, Bolsonaro lanzó la idea de la nominación de su hijo de 35 años y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados. Para defender su iniciativa, resaltó que el diputado tiene interés en los asuntos internacionales, que habla inglés y español, que pasó una temporada de intercambio en Estados Unidos, y que desarrolló una buena relación personal con los hijos del presidente Donald Trump.

El propio Trump celebró públicamente la propuesta y, cuando el Departamento de Estado concedió su aceptación, la autorización llegó al Palacio de Itamaraty acompañada por una nota de su puño y letra.

Sin embargo, en los círculos políticos de Brasilia, la idea no fue bien recibida, y hubo voces incluso dentro del oficialismo que apuntaron que sería un caso de nepotismo. Hasta el momento Bolsonaro no efectuó la nominación oficial, que tendría que ser analizada primero por la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, que no es vinculante, y luego votada en el plenario, donde precisaría de una mayoría simple de los senadores presentes.

En la comisión, el ambiente está muy dividido: Eduardo Bolsonaro recibiría el apoyo de siete de sus integrantes, sería rechazado por ocho, y hay cuatro indecisos. En tanto, de acuerdo con un relevamiento que hizo el diario Estado de S. Paulo, en el plenario del Senado -compuesto por 81 legisladores-, 29 revelaron que piensan votar contra el hijo del presidente, 15 se inclinaron a su favor y el resto prefirió no comentar el asunto.

De todas maneras, como ya se consideraba un hecho que Bolsonaro presentaría la designación, el Senado pidió la semana pasada un dictamen de su consultoría legislativa y el resultado no fue el que esperaba el presidente. Según los consultores del Senado, el nombramiento se encuadraría dentro de una situación de nepotismo.

"Hay un sesgo político en toda esa cuestión", se quejó ayer el presidente, para quien el Supremo Tribunal Federal sería el que tendría la última palabra al respecto. "Pero si el Senado quiere rechazarlo, está en su derecho", dijo, frustrado.

En su esfuerzo por conseguir más respaldos para la nominación de su hijo, Bolsonaro había negociado con varios senadores la liberación de fondos para sus estados. Asimismo, en una suerte de advertencia a los legisladores, señaló a fin de julio que si el Senado rechazaba la designación como embajador, él podría terminar por nombrarlo ministro de Relaciones Exteriores.

"Puedo llegar mañana y decir: Ernesto Araújo [el actual canciller] está afuera y Eduardo Bolsonaro será el nuevo ministro de Relaciones Exteriores. Así, él tendría bajo su comando más de un centenar de embajadas en todo el mundo", dijo en ese momento.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.