Barack Obama: "No creemos que Venezuela sea una amenaza para EE.UU. y EE.UU. no lo es para Venezuela"

En una entrevista con la agencia EFE, el presidente cuestionó el silencio de la región ante la situación en Caracas; dijo que hoy la relación de Washington con América latina "es la mejor en décadas"
(0)
9 de abril de 2015  • 11:57

WASHINGTON.- Antes de enfrentar la Cumbre de las Américas más importante de su gestión, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama , habló sobre la alta tensión en la relación entre Washington y Caracas y sobre las expectativas ante el deshielo con Cuba.

"No creemos que Venezuela sea una amenaza para Estados Unidos y Estados Unidos no es una amenaza para el Gobierno de Venezuela", aclaró Obama, poco después de que desde su Gobierno se hayan encargado de aclarar que el uso de esa expresión es sólo parte de un "formalismo".

"Pero seguimos muy preocupados por cómo el Gobierno venezolano sigue esforzándose por intimidar a sus adversarios políticos, incluido el arresto y acusación por cargos políticos en contra de funcionarios electos, y la erosión continua de los derechos humanos", completó Obama en una entrevista con la agencia española EFE.

Además, el presidente demócrata consideró que ni Estados Unidos ni el continente deben "mantener silencio" ante la situación en ese país, en otra crítica velada al apoyo de gran parte de América latina al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro .

"No creemos que Venezuela sea una amenaza para Estados Unidos y Estados Unidos no es una amenaza para el Gobierno de Venezuela"

La orden ejecutiva con la que Obama autorizó en marzo sanciones contra funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro y declaró a Venezuela una "amenaza" para la seguridad de Estados Unidos ha empeorado las ya conflictivas relaciones bilaterales.

Pero ambos Gobiernos dieron ayer un paso que puede ayudar a rebajar las tensiones en vísperas de la Cumbre de Panamá -que empieza mañana- con la reunión en Caracas entre el alto consejero del Departamento de Estado Thomas Shannon y la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, que supuso el encuentro bilateral de más alto nivel en años.

A juicio de Obama, el "diálogo interno" para encontrar una "solución política a las divisiones que fragmentan a la sociedad venezolana" es el "mejor camino" para el país suramericano.

Sobre Cuba

Según Obama, tras el histórico anuncio de normalización de relaciones de diciembre último, los diálogos bilaterales emprendidos con Cuba constituyen "las negociaciones más intensas y de más alto nivel de las últimas décadas" entre los dos países.

"Nuestros diplomáticos están realizando progresos significativos y estoy convencido de que podremos llevar adelante la reapertura de nuestras respectivas embajadas", afirmó, en su respuesta escrita a la agencia EFE.

"Hemos visto un aumento en el contacto entre el pueblo de Cuba y Estados Unidos, y el entusiasmo del pueblo cubano hacia estos cambios demuestra que vamos por el camino correcto", se congratuló el mandatario.

"Nuestros diplomáticos están realizando progresos significativos y estoy convencido de que podremos llevar adelante la reapertura de nuestras respectivas embajadas"

No obstante, el presidente matizó que esa reapertura es "tan solo una parte" del proceso de normalización de las relaciones diplomáticas, rotas desde 1961, y que los Gobiernos de Washington y La Habana ya han iniciado conversaciones sobre otros temas como aviación civil, derechos humanos y telecomunicaciones.

Obama insistió, por otro lado, en que su Gobierno y el de la isla siguen teniendo "diferencias significativas" sobre asuntos relacionados con los derechos humanos, y agregó que Estados Unidos "siempre apoyará los valores universales como la libertad de expresión y la libertad de asamblea".

"Durante la Cumbre de las Américas, me reuniré con líderes de la sociedad civil de toda la región, incluido Cuba", anticipó.

Su relación con la región

"No exagero al decir que nuestra relación con el continente americano es la mejor que hemos tenido en muchas décadas", subrayó Obama en la entrevista antes de viajar a Panamá para participar, mañana y el sábado, en la VII Cumbre de las Américas.

"Cuando se trata de defender la seguridad, prosperidad y derechos humanos del pueblo del continente americano, nadie hace tanto, en más lugares, que Estados Unidos", dijo.

"No exagero al decir que nuestra relación con el continente americano es la mejor que hemos tenido en muchas décadas"

"Aunque es verdad que la región ha cambiado dramáticamente en las últimas dos décadas, lo ha hecho de un forma consistente con nuestros valores e intereses nacionales. Nos podemos sentir orgullosos de que la comunidad interamericana de hoy es una región en la que no hay conflictos entre los estados y una que está muy dedicada a los principios democráticos, al progreso social y al crecimiento sostenible", señaló Obama.

Además de repasar las relaciones de Washington con Cuba y Venezuela, Obama reiteró su compromiso con los países de Centroamérica para resolver los factores que generan la emigración hacia el norte y con la reforma migratoria en Estados Unidos para regularizar a millones de indocumentados.

"Mantengo mi total compromiso para resolver nuestro sistema de inmigración que no funciona. Las acciones ejecutivas que anuncié el año pasado están diseñadas para arreglar algunos de los problemas que tenemos en la actualidad, y aunque algunas de esas acciones están a la espera en nuestros tribunales, confío en que la ley está de nuestro lado y en que al final todo saldrá adelante", dijo.

Agencia EFE

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.