Barak no logra un acuerdo con Sharon para salvar su gobierno

Arafat advirtió que continuará la intifada; nuevos choques
(0)
30 de octubre de 2000  

JERUSALEN.- El primer ministro de Israel, Ehud Barak, fracasó nuevamente en sus intentos de forjar una coalición de emergencia con el líder derechista Ariel Sharon, al tiempo que cinco palestinos murieron en nuevos choques con soldados israelíes.

En tanto, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat, y el presidente egipcio, Hosni Mubarak, se reunirán hoy en Sharm el Sheikh (Egipto) para analizar la situación en Medio Oriente, declaró ayer un vocero palestino.

Las conversaciones entre Barak y Sharon, que duraron más de dos horas, volvieron a tropezar con el derecho de veto que Sharon exige para todas las decisiones de ese gobierno sobre el proceso de paz y las negociaciones con los palestinos, informaron la radio pública y la militar. Fuentes políticas cercanas a Barak dijeron que las negociaciones continuarán, y un vocero de Sharon no confirmó ni desmintió esa información.

Barak, que perdió la mayoría parlamentaria en julio último por las concesiones hechas a los palestinos en la cumbre de Camp David, pretendía formar un gabinete ampliado de unión nacional antes de que se reanudaran las actividades parlamentarias.

Golpe a la paz

Dirigentes palestinos, israelíes izquierdistas y algunos de los aliados más cercanos de Israel advirtieron que Sharon -un ex ministro de Defensa despreciado por los árabes por su invasión del Líbano en 1982- asestará un duro golpe al proceso de paz en Medio Oriente. Barak rechazó por "absurdas" esas afirmaciones.

El líder israelí declaró que regresará al proceso de paz si se aplica el acuerdo de alto el fuego, mientras Arafat aseguró que los enfrentamientos en el país proseguirán hasta que la bandera palestina ondee en Jerusalén.

"La bendita intifada (insurrección) de nuestro pueblo continuará", dijo el presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, en un discurso leído por uno de sus ayudantes, Tayyeb Abdel Rahim. Antes había declarado a la prensa que su pueblo permanecería firme "hasta que un muchacho o una muchacha enarbolen una bandera de Palestina sobre Jerusalén, la capital de nuestro Estado palestino".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.