Berlusconi busca salvar a Venecia con un polémico plan

Ayer puso la primera piedra para el proyecto Moisés
(0)
15 de mayo de 2003  

ROMA.- El premier italiano, Silvio Berlusconi, puso ayer la primera piedra del plan Moisés, un proyecto faraónico y a la vez controvertido que pretende salvar a Venecia de su progresivo hundimiento debido al fenómeno del "agua alta", es decir, las mareas.

La iniciativa -que se llama Moisés por sus siglas, Modulo Sperimentale Elettromeccanico- prevé la instalación de 78 compuertas móviles, que se elevarán como una muralla en la entrada de la laguna para bloquear las mareas. Se evitará así el "acqua alta", como les dicen a las inundaciones que afectan periódicamente a Venecia, una joya de la arquitectura y el arte que, según los expertos, en el siglo XX se hundió casi 30 centímetros. Construida sobre 180 islotes y canales que atraen a cientos de miles de turistas, en los últimos años la ciudad fue especialmente golpeada por el "agua alta", que casi hizo que las pasarelas se convirtieran en parte del paisaje de la bellísima Piazza San Marco.

"La salvaguardia de Venecia es una de las principales preocupaciones del gobierno", dijo el Cavaliere en la inauguración de la obra, que deberá estar terminada en 2010 y que costará unos 5000 millones de euros. La ceremonia tuvo lugar en medio de un clima político envenenado a raíz del choque frontal entre Berlusconi -procesado por corrupción- y el Poder Judicial, y de acusaciones verbales entre el gobierno, que se siente perseguido, y la oposición de centroizquierda, en vísperas del semestre italiano en la Unión Europea y de elecciones administrativas, el 25 del actual.

El proyecto Moisés, que está en estudio desde hace más de 30 años, es duramente criticado por los grupos ambientalistas, ya que consideran que dañará en forma irreversible el equilibrio ecológico de Venecia y creen que en dos o tres décadas quedará superado.

El plan, que empleará a 2000 personas por año, prevé la instalación de 78 compuertas móviles o diques -de 1600 metros de largo- en cuatro puntos clave por donde entran las aguas del mar Adriático a la laguna veneciana. Ubicados en el fondo del mar, éstos se elevarán a través de un mecanismo de agua y aire cuando la marea alta supere los 110 centímetros sobre el nivel del mar.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.