Berlusconi rompió el silencio y dijo que en sus fiestas no había sexo