Emotivo discurso. Blair se despidió como líder laborista