Las bolsas siguen la tendencia del petróleo y caen en Europa