Bolsonaro se acerca a Netanyahu y comienza a realinear la diplomacia

Netanyahu y Bolsonaro, ayer, a la llegada del premier israelí para una visita oficial a Brasilia
Netanyahu y Bolsonaro, ayer, a la llegada del premier israelí para una visita oficial a Brasilia Fuente: Reuters
En la confirmación del cambio que pretende darle a la política exterior, prometió una "hermandad" con Israel
(0)
29 de diciembre de 2018  

RÍO DE JANEIRO.- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, sellaron lo que definieron como una "hermandad" de cooperación económica y militar, en la recta final a la asunción la semana próxima del dirigente de ultraderecha al poder.

Netanyahu se cuenta, junto al presidente de Chile, Sebastián Piñera, y el primer ministro húngaro, Viktor Orban, entre los principales invitados a la investidura el 1° de enero de Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura militar (1964-1985) con un discurso anticorrupción y de mano dura contra el delito.

El encuentro, histórico por tratarse de la primera visita de un primer ministro israelí a Brasil, dejó entrever los nuevos alineamientos geopolíticos del futuro gobierno de Bolsonaro, que quiere deshacer la agenda exterior de sus predecesores, que según su parecer está marcada por el sello izquierdista de los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) de Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

Netanyahu destaca "nueva era" en relaciones Israel-Brasil - Fuente: AFP

01:25
Video

El acercamiento también rompería con la histórica simpatía hacia la causa palestina por parte de Brasil, país que cuenta con una importante comunidad de descendientes de países árabes.

"Más que colaboraciones, seremos hermanos en el futuro, en economía, tecnología y en todo aquello que pueda traer beneficio para los dos países", dijo Bolsonaro al recibir a Netanyahu para un almuerzo en el Fuerte de Copacabana, una vistosa construcción en un extremo de la playa carioca.

"Es difícil creer que no tuviéramos contactos como este antes. Porque la hermandad, la alianza que mencionaste es real y nos puede llevar muy lejos. Israel es la tierra prometida, Brasil es la tierra de las promesas", respondió el premier devolviendo cortesías.

Israel "quiere ser socio de Brasil en el proyecto que procura iniciar su nuevo presidente", dijo Netanyahu. "Entendemos que podemos cooperar en áreas como defensa, economía, empleo, seguridad, agua, agropecuaria, industria y en todas las áreas del dominio humano", precisó.

Netanyahu: la primera visita de jefe de gobierno israelí a Brasil - Fuente: AFP

01:35
Video

Netanyahu, que decidió realizar esta visita pese a la difícil situación política y judicial que enfrenta en su país y a las tensiones en curso entre Israel y Siria, invitó además al futuro mandatario a visitar Israel, que Bolsonaro no solo aceptó, sino que le puso una fecha.

"Pretendo visitar Israel antes de marzo con una gran comitiva para que podamos poner en práctica lo más rápido posible esta asociación estratégica con el Estado de Israel", afirmó el dirigente brasileño.

Israel tiene la expectativa de que Bolsonaro, que sucederá al conservador Michel Temer, traslade la embajada brasileña de Tel Aviv a Jerusalén, como había anunciado en noviembre. Pero después indicó que esa decisión -que podría provocar represalias comerciales de los países árabes, importantes compradores de carnes brasileñas- aún no se había adoptado.

En el avión que lo trajo a Brasil, Netanyahu aseguró que abordarían esa cuestión, aunque el tema no trascendió al cabo de la reunión bilateral. Israel considera toda la ciudad de Jerusalén como su capital, en tanto que los palestinos aspiran a que Jerusalén Este se convierta en capital de su futuro Estado.

Para la comunidad internacional, el estatuto de Jerusalén tiene que negociarse entre las dos partes y las embajadas no deberían trasladarse hasta que no haya un acuerdo definitivo. Hasta ahora Brasil, donde conviven importantes comunidades judías y árabes, mantuvo esa postura moderada.

Al margen de los actos oficiales, Netanyahu se reunirá también en Brasilia con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

El primer ministro israelí se mostró la semana pasada por primera vez en desacuerdo con el presidente Donald Trump, que anunció el retiro de los 2000 soldados estadounidenses presentes en Siria. Israel ve la presencia de Washington en ese país como una defensa contra Irán y un contrapeso a la influencia de Rusia en la región, ambos estrechos aliados del presidente sirio Bashar al-Assad.

Agencias ANSA, DPA y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.