Boris Johnson busca acuerdos y sus pares de la Unión Europea piden propuestas concretas

Escapó de una conferencia por una protesta en su contra
(0)
17 de septiembre de 2019  

LUXEMBURGO.- El primer ministro británico, Boris Johnson, mantuvo ayer una serie de encuentros con el objetivo de avanzar en la discusión del Brexit. Pese a que Johnson consideró que "hay una buena posibilidad de llegar a un acuerdo", sus pares europeos dejaron en claro que no existen aún propuestas concretas sobre la mesa.

Después de la primera reunión con su par luxemburgués, Xavier Bettel, Johnson escapó antes de hablar con la prensa, al ser sorprendido por una manifestación contra la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea ( UE). En tanto, tras el segundo encuentro con Jean-Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea pidió que presente "soluciones jurídicamente operativas".

Al terminar el encuentro con Bettel, el primer ministro británico avanzó hacia la salida de la sede del gobierno luxemburgués y se topó con un grupo de personas que se manifestaban en contra del Brexit, por lo que Johnson dejó a Bettel solo en una conferencia acordada para la prensa.

A pesar de lo ocurrido, Bettel dialogó con los periodistas junto a una silla vacía y luego Johnson justificó su decisión de no concurrir: "Claramente iba a haber mucho ruido y nuestros argumentos podían haberse visto cubiertos" por los gritos de los manifestantes.

Johnson se mostró optimista sobre la probabilidad de alcanzar un acuerdo por la salida de Gran Bretaña de la UE, aunque confirmó que no lo aprobará si se mantiene la llamada "salvaguarda irlandesa", y opinó que para alcanzar un pacto se necesitará "movimiento" por parte de la UE.

"Hay una buena posibilidad de llegar a un acuerdo, sí. Puedo ver su forma. Todo el mundo puede ver más o menos lo que se puede hacer", dijo, y anticipó: "Pero requerirá movimiento y que se prescinda del sistema por el cual la UE pueda controlar a Gran Bretaña después de que nos vayamos, la denominada salvaguarda irlandesa".

El principal punto de conflicto que mantiene tirantes las posibilidades de un acuerdo es la llamada "salvaguarda irlandesa", un mecanismo destinado a evitar el retorno de una frontera física entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda, país miembro del bloque. Johnson quiere renegociar con Bruselas el Tratado de Retirada que su predecesora firmó con la UE y reemplazar la "salvaguarda irlandesa" por "arreglos alternativos", una opción que Bruselas rechaza.

No tan optimista, Bettel pidió entablar alternativas concretas y expresó que solo existe "un acuerdo de divorcio" cerrado en noviembre entre la entonces primera ministra británica, Theresa May, y los 27 socios de la UE, pero que el Parlamento británico rechazó en tres ocasiones. "No hay propuestas concretas por el momento sobre la mesa. Necesitamos propuestas por escrito y el tiempo corre. Así que dejen de hablar y actúen", señaló el primer ministro luxemburgués.

"Los líderes acordaron que las discusiones deben intensificarse, y pronto se celebrarán reuniones diarias", informó un comunicado difundido una vez finalizada la reunión entre los mandatarios.

En la agenda de Johnson también figuraba una reunión con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la que se comprometieron a "intensificar" sus contactos en la antesala de la fecha del Brexit, previsto para el 31 de octubre, según informó el gobierno británico.

"El presidente Juncker recordó que compete a Gran Bretaña presentar soluciones jurídicamente operativas que sean compatibles con el acuerdo de retirada. Estas propuestas aún no se han hecho", sostuvo la Comisión Europea a través de un comunicado después del encuentro.

"Los contactos deben tener lugar a nivel político entre los dos jefes negociadores y continuarán las conversaciones entre Juncker y Johnson", precisó el aviso de la institución del bloque.

Agencias AFP y DPA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.