El vice de Dilma Rousseff ya tiene un plan para sucederla al frente del gobierno

La alianza, quebrada en medio de una crisis sin precedentes
La alianza, quebrada en medio de una crisis sin precedentes Fuente: Reuters
En caso de que la mandataria sea destituida, Michel Temer se prepara para hacerse cargo de la presidencia
(0)
27 de marzo de 2016  • 18:41

SAN PABLO (REUTERS).- La relación se quebró hace tiempo. Meses atrás, cuando se dio a conocer una polémica carta en tono de reclamo entre la presidenta Dilma Rousseff y su vice, Michel Temer, la coalición gubernamental ya se perfilaba rota. El Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), del que forma parte Temer, no se muestra contento con las decisiones del partido de los Trabajadores, que integran Rousseff y su antecesor Lula da Silva , desde hace mucho.

Por eso, ahora está trabajando en políticas como amplios recortes al gasto social si la presidenta, su socia de coalición, enfrenta un juicio político y eso lleva a la formación de un nuevo Gobierno.

Michel Temer y Dilma Rousseff
Michel Temer y Dilma Rousseff Fuente: Archivo

Los opositores de Rousseff quieren realizar un juicio político en su contra debido a acusaciones de que manipuló las cuentas del Gobierno. El líder del PMDB, el vicepresidente Temer, asumiría la presidencia si ella es destituida.

Muchos también culpan a Rousseff por hundir a la economía en su peor recesión en al menos 25 años y este mes se realizaron enormes protestas en su contra en ciudades de todo el país. La crisis política fue agravada por una extensa investigación contra casos de corrupción.

El PMDB, el partido más grande de Brasil, está considerando cambios en los beneficios sociales, incluido un gran programa de viviendas, en una campaña por reducir el gasto y restablecer el equilibrio fiscal, dijo un reporte publicado por el diario Estado de San Pablo.

"Estamos viendo medidas que podrían beneficiar a la población, pero al mismo tiempo lograr un equilibrio fiscal y mantener saneadas las cuentas del Gobierno", dijo Moreira Franco, un ex ministro de Rousseff, según lo citó el diario. Franco está a cargo de armar un paquete de posibles medidas.

Rousseff, quien dice que no renunciará a su cargo, enfrenta disturbios luego del abrupto fin del auge de una década de las materias primas, que impulsó un vertiginoso crecimiento y un mayor gasto social.

La presidenta junto a su vice
La presidenta junto a su vice Fuente: AFP

Uno de los potenciales cambios que evalúa el PMDB se relaciona con el programa de viviendas llamado "Minha Casa, Minha Vida", que recibe grandes subsidios del fondo federal FGTS, originalmente destinado a compensar a los trabajadores que perdían sus empleos.

"Hay que enfrentar esto antes de que se convierta en un enorme problema (...) Ellos (el Gobierno) están llevando al FGTS al límite", dijo Franco, sin entregar más detalles.

Otras posibles medidas incluyen recortes a un programa para financiar las matrículas universitarias y la eliminación de exenciones tributarias a algunos sectores industriales.

El diario también dijo que el PMDB está considerando imponer límites a la "Bolsa Família", una política social apoyada por el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff en los últimos años, para aplicarlo sólo al 10 por ciento más pobre de la población, que vive con menos de 1 dólar al día.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.