Brasil: en menos de 1 hora se agotaron las entradas al Sambódromo