Brasil: hay 160 muertos y estiman que otras 200 personas siguen sepultadas tras el temporal