Brasil: nueve muertos al finalizar un motín en una cárcel

Luego de seis días de tensión, se llegó a una negociación entre las autoridades del establecimiento y una comisión de presos
(0)
22 de abril de 2004  • 19:55

PORTO VELHO.- Las autoridades brasileñas anunciaron hoy el fin de un motín que durante seis días regó de sangre un penal, en el que nueve presos murieron a manos de sus compañeros, que llegaron a decapitar y mutilar algunos cadáveres.

La rebelión había comenzado el viernes último en la cárcel de Urso Branco, en la ciudad de Porto Velho, capital del remoto estado amazónico de Rondonia.

El secretario de Seguridad Pública de Rondonia, Paulo Moraes, dijo en conferencia de prensa que el motín finalmente finalizó con una negociación entre las autoridades y una comisión de presos, en la que se acordó la transferencia de una treintena de reos y cambios en la directiva de la prisión.

Las autoridades también se comprometieron, entre otras cosas, a realizar unas reformas y ampliar las instalaciones del presidio, en el que actualmente se hacinan casi 1500 presos, pese a que tiene capacidad para sólo 350 internos.

Tras el anuncio, los presos liberaron a casi 170 personas, en su mayoría familiares, que decían mantener como "rehenes", aunque las autoridades creían que los parientes habían decidido permanecer en el penal una vez que estalló el motín, en pleno día de visitas.

Las autoridades cifraron finalmente en nueve el número de muertos, pero no descartaron que puedan aparecer más cadáveres una vez que la policía registre por completo el centro penitenciario.

Mientras duró la rebelión, los cabecillas permanecieron en uno de los techos del penal, donde llegaron a ejecutar a algunos presos frente a la policía y cientos de familiares que se agolpaban a las puertas del presidio.

La crueldad de los líderes de la rebelión no conoció límites y uno de los presos ejecutados fue decapitado con un sable, que luego fue utilizado para cortarle un brazo y una pierna al cadáver, que finalmente fue arrojado al vacío.

Fuente: EFE

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.