Brasil privatizará 13 millones de hectáreas del Amazonas

El presidente Lula da Silva licitará porciones de selva para explotación forestal; intentan evitar la depredación
(0)
3 de marzo de 2006  • 08:40

BRASILIA (Reuters).– El presidente de Brasil aprobó ayer una medida que ofrece grandes porciones de la selva amazónica a compañías madereras que cumplan con fuertes restricciones que buscan preservar la mayor selva tropical del mundo.

De acuerdo con la ley firmada por el presidente Luiz Inacio Lula da Silva, el gobierno licitará contrato a 40 años permitiendo al mejor ofertante cortar árboles bajo un plan de desarrollo sustentable.

Unos 13 millones de hectáreas, cerca del 3 por ciento de la selva autóctona de la Amazonia, estarán disponibles para compañías privadas brasileñas.

La ley intenta desalentar la depredación más destructiva que llevan adelante compañías madereras, dijeron autoridades del gobierno.

"Nosotros estamos autorizando desarrollo sustentable, eso es lo opuesto a la deforestación", dijo Tasso Azevedo, subsecretario de forestación en el Ministerio de Medio Ambiente.

Los consejeros de Lula dijeron que los controles de la ley, las inspecciones frecuentes, y el final de la incertidumbre legal sobre los derechos de la tierra reducirán la deforestación. La medida pide la demarcación de bosques públicos y hará imposibles los reclamos privados sobre ellos.

Varios especuladores han usado agujeros legales y oscuras negociaciones para comprar y revender ilegalmente tierras a compañías madereras, ganaderos o granjeros.

Hasta ahora, las políticas del gobierno han producido dispares resultados, incluyendo la segunda mayor tasa histórica de deforestación en 2004, así como una creciente violencia en relación a disputas por tierra.

De acuerdo con la medida, sólo compañías brasileñas pueden presentarse a la licitación. Algunos diputados de lnea dura temen que las multinacionales podrían establecer frentes legales para participar en lo que llaman la privatización del Amazonas para extranjeros.

Concesiones entre 5 y 40 años. La Ley de Gestión de la Selva Pública crea sistemas de concesión de entre 5 y 40 años en la Amazonia, con lo cual el estado fiscalizará que las actividades allí instaladas sean cumplidas cumpliendo las normas ambientales y así evitar la deforestación.

Entre las actividades reglamentadas esta la explotación de madera, aceites, esencias, frutas y semillas.

El coordinador de la campaña de protección de la selva amazónica de Greenpeace Brasil, Paulo Adario, dijo que se espera que la iniciativa ayude a contener y controlar a la actividad industrial predatoria sino también los conflictos por la tierra entre madereros y hacendados en la Amazonia brasileña

Agencias Reuters y ANSA

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.