Breitbart, el polémico portal extremista que ayudó al magnate, se expande