Bush: "Arafat me ha decepcionado"

El presidente norteamericano criticó hoy al líder de la Autoridad Nacional Palestina y anunció que su gobierno analiza posibles medidas de castigo
(0)
25 de enero de 2002  • 16:13

WASHINGTON.- El presidente norteamericano, George W. Bush, criticó hoy con dureza al líder de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat, y anunció que su gobierno analiza posibles medidas de castigo por su inacción contra el terrorismo.

"Arafat me ha decepcionado. Tiene que hacer un esfuerzo total por acabar de raíz con el terror en Medio Oriente. Comprar armas como las interceptadas en el barco ´Karim A´ no es forma de acabar con el terror, sino de aumentarlo. Obviamente es una decepción", expresó Bush.

El secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, advirtió a Arafat que EE.UU. "dispone de toda una batería de acciones políticas y diplomáticas" respecto de esa región e insistió en que su obligación es "tomar medidas inequívocas e irreversibles para controlar el terrorismo".

Powell, que hoy se reunió con el ministro afgano de Asuntos Exteriores, Abdula Abdula, dijo que el miércoles tuvo "una muy larga conversación con Arafat y le dije que tiene que pedir responsabilidades por el caso del ´Karim A´ y controlar a las organizaciones bajo su mando para que no haya acciones de terror".

Las opciones que EE.UU. analiza van desde el cierre de las oficinas de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en Washington, a suspender la misión de paz de su enviado especial en la región.

Estados Unidos "está examinando cuidadosamente la situación y lo que se decida dependerá de lo que Arafat haga", dijeron hoy fuentes oficiales, que subrayaron que "no se descarta ninguna opción", pero dejaron una puerta abierta para un giro de la política del líder palestino.

El episodio que ha colmado la paciencia de Bush ha sido la evasiva explicación de Arafat sobre el cargamento de armas y explosivos -al parecer comprado a Irán- confiscado el 3 de enero por Israel a bordo del "Karim A" en el mar Rojo.

El gobierno estadounidense intensificó la presión sobre los palestinos tras el incidente del "Karim A" por considerar que la compra de ese armamento viola los acuerdos de paz de Oslo (1993) firmados por Arafat.

Powell también dejó claro a Arafat, "una vez más, que hay que pedir responsabilidades por ese asunto y que tiene que tomar medidas para controlar a los grupos que perpetran actos de violencia", dijo su portavoz, Richard Boucher.

Aunque Israel acusa directamente a Arafat, no ha presentado pruebas que lo vinculen con esa operación, y Powell subrayó que sí hay pruebas de la implicación de otros responsables palestinos, por lo que pidió a Arafat responsabilidades sobre la explicación del caso.

Arafat, que negó conocer la operación, ordenó la detención de tres oficiales de seguridad palestinos involucrados en el caso, a los que Israel acusaba del contrabando de armas.

Pero las autoridades estadounidenses creen que esas detenciones son insuficientes y que Arafat está obligado a más, "ya que los grupos (de militantes) le desafían, contradicen sus órdenes, instrucciones y declaraciones y tiene que pedir responsabilidades", dijo Boucher, que agregó que EE.UU. "no ha visto todavía que (Arafat) haya hecho esfuerzos efectivos para acabar con la violencia".

La reunión del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca de hoy se celebra después de que Bush enviase una carta a los líderes de Arabia Saudita, Egipto y Jordania -países árabes moderados con estrechas relaciones con Washington- exponiéndoles que la ANP se involucró en ese contrabando.

El portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer, se refirió el jueves a la "comprensión" de Bush sobre las razones que han llevado al primer ministro israel, Ariel Sharon (que visita Washington por cuarta vez el 7 de febrero), a tomar decisiones como el confinamiento de Arafat.

Fuente: EFE

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?