Bush descarta una deportación masiva de inmigrantes