Bush, preocupado por la salud del premier israelí