Bush refuerza su plan para Medio Oriente

El presidente ofreció crear una zona de libre comercio entre EE.UU. y los países del mundo árabe en los próximos diez años
Jorge Rosales
(0)
10 de mayo de 2003  

WASHINGTON.- En su ofensiva diplomática para alcanzar la paz entre israelíes y palestinos, estabilizar la región y para para remarcar las diferencias con los países de Europa que se opusieron a la guerra en Irak, el presidente George W. Bush ofreció ayer un incentivo económico al mundo árabe al proponer la creación de una zona de libre comercio con los países de Medio Oriente dentro de los próximos diez años.

Un acuerdo de libre comercio significará la eliminación de los aranceles para los productos de los países de Medio Oriente que ingresen en el mercado norteamericano, beneficios de los que ya gozan Israel y Jordania, con el propósito de brindar una mayor prosperidad y estabilidad para la región, dijo Bush ayer al lanzar la ambiciosa iniciativa.

La región árabe es una de las más pobres del mundo y, según Bush, su Producto Bruto Interno (PBI) combinado "es menor que el de España".

El paso representa un mayor involucramiento de Estados Unidos en la estratégica región y un compromiso de largo aliento para alcanzar la paz en la convulsionada zona.

Pero es a la vez una respuesta a las críticas a su intervención en Irak, lanzadas por los países de la "vieja Europa", como distingue la administración republicana a Francia y Alemania por su oposición cerrada al conflicto bélico que terminó con el régimen de Saddam Hussein.

"Con el reemplazo de mercados libres y leyes imparciales el pueblo de Medio Oriente crecerá en prosperidad y libertad", sostuvo Bush en un discurso que pronunció ayer en la Universidad de Carolina del Sur, justo un día antes del inicio de la gira del secretario de Estado, Colin Powell, por la convulsionada región.

Un "momento promisorio"

Powell viaja para promover el "mapa de ruta" para la paz entre israelíes y palestinos y la creación del Estado palestino en tres años, que fue elaborado en forma conjunta por Estados Unidos, las Naciones Unidas, la Unión Europea y Rusia; el proyecto prevé devolver la calma en la región en tres fases, que incluyen el establecimiento de un Estado palestino y el retiro de tropas israelíes de territorios ocupados.

Bush insistió ayer en que su visión de Medio Oriente contempla la creación del Estado palestino y su reconocimiento por parte de Israel.

"Dos Estados, Israel y Palestina, viviendo en prosperidad, seguridad y en paz", expresó Bush.

"Hemos alcanzado un momento promisorio tremendo -después de la caída del régimen de Saddam- y Estados Unidos le dará su dimensión por la causa de la paz", sostuvo el mandatario.

Por ello, destacó el presidente norteamericano, "propongo el establecimiento de un Area de Libre Comercio entre Estados Unidos y Medio Oriente en el plazo de una década, para incluir a esa región en un círculo creciente de oportunidades y para aportar esperanza a su población".

La estrategia de Bush para Medio Oriente se apoya en la promoción de reformas democráticas y económicas, que en la esperanza de la administración republicana deberían adoptarse como ejemplo de los cambios en Irak tras la caída del régimen de Saddam.

"Ahora, con la liberación de Irak, con el nuevo liderazgo en el pueblo palestino, con los esfuerzos de líderes como el presidente Hosni Mubarak (de Egipto), y el rey Abdullah (de Arabia Saudita) la esperanza de la paz está renovada", señaló Bush.

El presidente norteamericano, de gira por el sur del país para promover su programa de recortes de impuestos para ayudar a que la economía se recupere, sostuvo que las naciones árabes "deben combatir el terror en todas sus formas y, de una vez por todas, reconocer que Israel tiene el derecho de existir como un Estado judío, en paz con sus vecinos".

Exhorto al gobierno israelí

Para avanzar con la propuesta del establecimiento de una zona de libre comercio Bush anunció que el mes próximo Powell y el representante comercial de Estados Unidos, Bob Zoellick, presentarán en el Foro Económico Mundial en Jordania los detalles de la iniciativa.

"Si el pueblo palestino adopta pasos concretos para quebrar el terrorismo y continúa en un camino de paz, reformas y democracia, ellos y todo el mundo verán flamear la bandera de Palestina izada en una nación libre e independiente", expresó el presidente norteamericano.

Pero también pidió a Israel que tome las medidas necesarias para flexibilizar la relación con los palestinos.

"Israel debe dar sustanciales pasos para aliviar el sufrimiento del pueblo palestino y mostrar respeto por su dignidad. Y como un avance hacia la paz, Israel debe detener los asentamientos en los territorios ocupados", agregó Bush.

Enviado por Bush, Powell comienza hoy una gira clave que incluirá encuentros con el primer ministro de Israel, Ariel Sharon, y el flamante primer ministro palestino, Mahmoud Abbas, con el propósito de conseguir el consenso necesario para que pueda instrumentarse la "hoja de ruta" para la paz entre israelíes y palestinos.

Una de las claves de ese proceso de paz es el cese de la violencia que lleva más de dos años, el compromiso para detener los combates, congelar la construcción de asentamientos judíos en los territorios ocupados de la Franja de Gaza y Cisjordania y levantar algunos de los que ya fueron establecidos.

Destino a la Argentina

  • SANTIAGO (EFE).- El presidente chileno, Ricardo Lagos, dijo ayer que el cambio del embajador ante las Naciones Unidas, Juan Gabriel Valdés, apunta a jerarquizar la relación con la Argentina, en donde se desempeñará. De esa manera, negó que la remoción esconda el deseo de mejorar las relaciones con Estados Unidos, afectadas por la negativa de Chile de apoyar el ataque a Irak, en la ONU.
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.