Bush: "Sobre mi cadáver subirán los impuestos"