Caen dos asesores iraquíes de alto rango

Detienen a un ex vicepresidente y al funcionario que supervisó la fabricación de armamentos prohibidos
(0)
3 de mayo de 2003  

BAGDAD (Reuters).- Mientras lucha para enfrentar el caos que siguió a la finalización de la guerra en Irak, el ejército de los Estados Unidos anunció ayer que logró la captura de otros dos asesores de alto rango del depuesto presidente Saddam Hussein, entre ellos, un ex funcionario que ayudó a dirigir programas de fabricación de armas prohibidas.

Fuentes del ejército norteamericano dijeron que uno de los detenidos es Abdul Tawab Mullah Hwaish, jefe del Ministerio de Industrialización Militar, que durante la década de 1980 supervisaba el desarrollo de armas de destrucción masiva.

Hwaish figura como el número 16 en la lista que elaboró el Pentágono con los 55 iraquíes más buscados. Fue detenido anteayer junto con Taha Mohieddin Ma´rouf, ex vicepresidente iraquí y miembro del Consejo del Mando Revolucionario de Saddam, que ocupaba la posición número 42 en la lista de los más buscados.

La cacería de Saddam y su grupo de colaboradores es una de las razones por las que Bush consideró anteanoche que la guerra contra Irak -lanzada para destruir supuestas armas prohibidas por acuerdos internacionales y cuya existencia negaba el gobierno iraquí- aún mantiene algunos frentes abiertos. Hasta la fecha, las fuerzas estadounidenses y británicas no han hallado evidencia de los arsenales que denunciaban, pero han decidido no declarar formalmente el fin de las acciones militares.

Muchos iraquíes están contentos con el derrocamiento de Saddam, pero señalan que las tropas estadounidenses deben marcharse lo más pronto posible del país.

Un día después de que el presidente Bush declaró que las fuerzas lideradas por Estados Unidos habían triunfado en la fase militar de la guerra, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, dijo en Londres que la inseguridad permanecía en Irak por todas partes.

Persiste el peligro

"Sería un terrible error pensar que Irak posee ahora un ambiente completamente seguro y pacífico. No es así, es peligroso", dijo después de reunirse con el primer ministro británico, Tony Blair, a final de su viaje a Irak y Afganistán.

"Hay gente que está lanzando granadas de mano. Hay quienes están disparando a otros. La cosa no ha concluido, así que no debemos dar la impresión al mundo de que ha terminado", expresó el funcionario.

Las conversaciones entre Rumsfeld y Blair cubrieron los esfuerzos para una rápida reconstrucción y ayuda humanitaria para Irak y Afganistán.

En Washington, un funcionario estadounidense dijo que el gobierno de Bush había escogido a Paul Bremer, ex diplomático que dirigió los esfuerzos antiterroristas del Departamento de Estado, como el administrador civil de la reconstrucción de Irak. Bremer tendría -según la prensa norteamericana- un cargo jerárquico superior al del general retirado Jay Garner, designado inicialmente para ocupar esa función.

Los cancilleres de la Unión Europea, por su parte, acordaron ayer el regreso de sus embajadores a Irak y estudiaron otras medidas para apoyar el proceso de reconstrucción de ese país.

Pedido de un predicador

En tanto, en la tensa ciudad occidental de Fallujah, un predicador musulmán exhortó a sus compatriotas a no luchar contra los soldados estadounidenses que mataron a 15 manifestantes esta semana. Posteriormente, varios soldados fueron heridos durante una represalia contra la principal base militar de los EE.UU. "No ataquen a los norteamericanos. Si lo hacen, los matarán", dijo a los fieles en una mezquita frente al puesto militar.

Tawab Mullah

  • Figura con el número 16 en la lista de los 55 más buscado s
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.