David Cameron aseguró que el Reino Unido "dará caza" a los asesinos del rehén británico