Suscriptor digital

Caso Litvinenko: aseguran que el polonio 210 estaba en el té

Lo declaró un mozo que atendió al espía ruso en el bar donde habría sido envenenado, según publicó el diario Sunday Telegraph
(0)
15 de julio de 2007  • 15:43

LONDRES- La dosis de sustancia radiactiva polonio 210 que mató al ex espía de la KGB Alexander Litvinenko fue rociada en su té, dijo un testigo en declaraciones que publica hoy el diario Sunday Telegraph .

Norberto Andrade, mozo del Hotel Millennium de Londres, expresó que cree que fue distraído mientras intentaba servir un gin-tonic en la mesa donde estaba sentado Litvinenko junto a Andrei Lugovoi, un empresario ruso y ex agente de la KGB, y otros dos rusos: Dmitry Kovtun y Vyacheslav Sokolenko. Sucedió el 1 de noviembre del 2006.

Aunque no vio lo que sucedió, Andrade declaró al Telegraph que creía que en ese momento alguien colocó el veneno en una tetera que tenía té verde en la mesa. Dijo que posteriormente los investigadores le expresaron que se encontraron rastros del veneno en la mesa, el piso y un cuadro que estaba encima del lugar donde permanecía sentado Litvinenko. Eso lo llevó a pensar que el veneno fue pulverizado con un spray.

"Cuando llevaba un gin tonic a la mesa no me dejaron pasar: no veía lo que ocurría, pero la distracción parecía deliberada. Se me hizo difícil dejar las bebidas", dijo Andrade según el diario. Se trató del único momento en que la conversación en la mesa se tornó "antipática". "Creo que el polonio fue rociado en la tetera", sostuvo Andrade.

Más tarde, el empleado se sorprendió del "extraño color" del resto de té, y le pareció que la infusión era más viscosa que de costumbre.

El caso del espía ruso ha tensado las relaciones entre Londres y Moscú.

Litvinenko, severo crítico del Kremlin, falleció después de haber enfermado el 23 de noviembre. En una declaración en su lecho de muerte responsabilizó al presidente ruso Vladimir Putin por su matanza, acusación que Moscú rechaza.

Gran Bretaña buscó la extradición de Lugovoi para enjuiciarlo por la muerte, pero la semana pasada Rusia negó formalmente el pedido. El primer ministro Gordon Brown manifestó el martes pasado que las autoridades británicas consideraban la forma en que responderán.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?