Castel Gandolfo sueña con dos papas asomados al balcón

Máxima expectativa por el encuentro de mañana entre Francisco y Benedicto XVI en la residencia veraniega del Vaticano
Máxima expectativa por el encuentro de mañana entre Francisco y Benedicto XVI en la residencia veraniega del Vaticano
Emanuela De Crescenzo
(0)
22 de marzo de 2013  

ROMA.- La villa de Castel Gandolfo sueña con que el papa emérito Benedicto XVI y Francisco se asomen desde el balcón del palacio veraniego del Vaticano, cuando mañana se reúnan y saluden a los fieles en la plaza Libertad.

"Sería de verdad hermoso, pero la realidad es que la visita del papa Francisco es una incógnita. Sabemos que es una visita privada. Habitualmente el párroco y yo vamos con el obispo y recibimos al Pontífice en el aeropuerto, pero esta vez nos dijeron que no debemos ir. Nos hicieron saber, al menos hasta esta mañana, que, al contrario de lo habitual, no serán presentados los empleados de villa Barberini", explicó la alcaldesa de Castel Gandolfo, Milvia Monachesi.

La pequeña ciudad, distante unos 20 kilómetros de Roma y donde se ubica la residencia veraniega papal, se está preparando para vivir una jornada particular.

Porque, aunque será una fiesta privada, "habrá seguro muchos peregrinos y periodistas". "Hemos dispuesto servicios para la viabilidad y puesto a disposición estacionamiento", agregó la alcaldesa.

A Castel Gandolfo llegaron cuatro o cinco autobuses con peregrinos europeos.

Los comerciantes, por su parte, se están preparando a conciencia. Junto a estampas de Benedicto XVI exponen rosarios, tarjetas y medallas con la imagen de Francisco y, en su honor, venden banderas argentinas.

Aunque el sueño parece imposible, la esperanza está alimentada por la espontaneidad del papa Francisco.

"Es un pontífice que no quiere que se arrodillen o realicen el besamano, ama la relación directa y real con las personas. El papa Francisco sigue el camino marcado por Juan Pablo II y Benedicto XVI, el cual, pese a ser alemán, te mira a los ojos y te toma la mano cuando te ve", aseguró Monachesi.

Para la alcaldesa de la localidad que alberga la residencia veraniega vaticana, "el papa Francisco sigue este camino de apertura de la Iglesia a las personas comunes, a la sociedad civil y a estar cerca de los últimos".

Castel Gandolfo y sus habitantes respetaron la decisión de Benedicto XVI de reserva, silencio, oración y también descanso. "Pero la semana próxima enviaré una carta al papa emérito para pedirle que esté en la plaza de la Libertad con los ciudadanos para entregarle a fin de abril, antes de dejarnos, la ciudadanía honoraria", anunció la alcaldesa.

"Sé que no será fácil para él aceptar esta invitación, pero todos nosotros lo esperamos porque sabemos cuánto ama Castel Gandolfo y él sabe cuánto lo amamos", agregó.

La alcaldesa dijo además que en homenaje al papa Francisco la comuna organizó para el 19 de abril -a un mes de la entronización- un espectáculo teatral, donde el escritor local Aldo Onorato leerá el canto del Paraíso de Dante, "dedicado al matrimonio de Francisco con la pobreza".

El papa emérito reside en Castel Gandolfo en forma temporal desde que se concretó su renuncia, y en poco más de un mes y medio se trasladará a un convento en el Vaticano, donde se dedicará a la oración.

Benedicto XVI siguió por televisión la misa del inicio del pontificado de Francisco, quien en su homilía lo recordó "con afecto y gratitud". Durante el ritual en la Plaza San Pedro, el papa Francisco destacó que el inicio de su pontificado coincida con la fiesta de San José, el santo de Joseph Ratzinger: "Es una coincidencia muy rica de significado, por ser también el onomástico de mi venerado predecesor", dijo el nuevo pontífice.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.