Cazas israelíes destruyeron cuarteles de policía palestinos

Aviones y tanques participaron en la masiva ofensiva en cuatro poblaciones
Aviones y tanques participaron en la masiva ofensiva en cuatro poblaciones
(0)
27 de agosto de 2001  

JERUSALEN.- El ejército israelí demolió edificios policiales con aviones y tanques, ayer a la madrugada, en cuatro poblaciones palestinas como parte de una masiva operación de represalia por dos ataques palestinos que dejaron cinco israelíes muertos, el sábado.La violencia del fin de semana ensombreció las posibilidades de que se realice la cumbre entre Shimon Peres y Yasser Arafat, programada para esta semana en Berlín.

Un policía palestino murió y 18 personas resultaron heridas cuando aviones F-16 y F-15 bombardearon el cuartel general de la policía palestina en la Ciudad de Gaza; Dir al-Balah, en el sur de Gaza, y la población de Salfit, en Cisjordania. Además, en Ciudad de Gaza, seis helicópteros israelíes sobrevolaron la sede de Arafat, pero se alejaron sin disparar.

Funcionarios de la policía palestina inspeccionaron las ruinas y mostraron un trozo de metal verde con letras amarillas que decía "para uso en M-84", referencia de una bomba de una tonelada que, según el sitio en Internet del Pentágono, puede ajustarse a dispositivos dirigidos a láser y transportarse en aviones de manufactura estadounidense utilizados en los ataques. El ejército israelí negó que se tratara de un nuevo tipo de arma y afirmó que se había usado en el pasado.

La de ayer fue la segunda operación israelí que incluye los cazabombarderos F-16, de fabricación norteamericana. Ariel Sharon ordenó usarlos por primera vez en junio último, tras un atentado suicida en un centro comercial de Netanya. Pero el uso de los aviones fue criticado por varios gobiernos al considerar que aumentaba la intensidad de la violencia, y la propia Casa Blanca pidió a Sharon que evitara utilizarlos.

El ejército israelí informó que la embestida fue parte de su "defensa activa" y en represalia por la operación de un comando palestino que, por primera vez desde que comenzó la intifada, consiguió el sábado entrar en una posición militar de Israel, en Beer Sheva. Tres soldados israelíes y los dos atacantes murieron.

La ofensiva de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) continuó anoche en Tulkarem, Cisjordania; también allí, helicópteros Apache destruyeron el cuartel de la policía de la Autoridad Nacional Palestina. Anticipando la embestida, la ANP había evacuado tanto esa central como la de Ciudad de Gaza.

Asimismo, varios tanques atacaron tres retenes policiales palestinos en El Bireh, cerca de la ciudad de Ramallah, informaron fuentes palestinas. Según añadieron, cuatro personas fueron heridas y una de ellas murió más tarde.

El ataque de anoche fue en respuesta a la muerte de un colono israelí cuando conducía su auto cerca del kibbutz Magal, en el norte de Israel, bajo disparos de activistas de la brigada Al Aqsa, afiliada al movimiento Fatah, del líder palestino Yasser Arafat. El mismo grupo se adjudicó la responsabilidad de un tiroteo en Cisjordania, el sábado, en el que murieron otros dos colonos.

Temor por la cumbre

La ola de violencia tuvo otro episodio trágico con la muerte de un adolescente. El joven, de 14 años, recibió un disparo mientras se encontraba en la localidad de Beit Lahya, al norte de la Franja de Gaza. Desde esa región habían partido horas antes varios disparos de mortero, que explotaron sin provocar daños en territorio israelí, en los alrededores del kibbutz de Netiv Hassara.

Entre el sábado y el domingo murieron seis israelíes y cuatro palestinos en una intensificación de la violencia que parece reducir las posibilidades de que Arafat y el ministro israelí de Relaciones Exteriores, Shimon Peres, puedan renovar sus conversaciones para una tregua.

El líder palestino, de regreso luego de una gira asiática, se dirigió de inmediato al sur de la Franja de Gaza, donde denunció la "agresión salvaje" de las operaciones de las fuerzas israelíes.

Carta a la Argentina

  • En una carta enviada por intermedio del embajador Suhail Hani Akel al canciller Adalberto Rodríguez Giavarini, el ministro de Planeamiento palestino, Nabil Sha´at, solicitó la "urgente e inmediata intervención" del gobierno de la Argentina "para poner fin a la escalada del conflicto y la ocupación de la Casa de Oriente".
  • MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.