Chávez echó a uno de sus principales aliados

Jesse Chacón ocupó varios cargos en su gobierno
(0)
7 de diciembre de 2009  

CARACAS.- El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció ayer la creación del nuevo banco estatal, el Bicentenario, producto de la fusión de cuatro de las siete pequeñas entidades financieras privadas cerradas la semana pasada por irregularidades.

Además, informó que destituyó a Jesse Chacón, ministro de Ciencia y Tecnología y uno de sus hombres de confianza, después de que su hermano, Arne Stevenson Chacón Escamillo, quedó detenido por estar presuntamente vinculado con el escándalo de las entidades bancarias acusadas de irregularidades.

"Ayer me lo dijo Jesse Chacón, que si lo mejor para el gobierno era que él pusiera su cargo a la orden, él lo ponía a la orden.", dijo Chávez durante su programa Aló Presidente . Chacón, que ha ocupado varios cargos en el gobierno los últimos años, es un militar retirado como Chávez, y tuvo que dejar las armas tras participar en un golpe de Estado en noviembre de 1992, meses después de una fracasada intentona dirigida por Chávez.

Su hermano, Chacón Escamillo, presidente de uno de los bancos clausurados, fue arrestado anteayer junto con varias otras personas vinculadas con el escándalo.

"Vamos a crear otro banco grande" que llevará por nombre "Bicentenario" y será el resultado de la fusión de los bancos "Confederado, Bolívar, Central Banco y Real Banco" cerrados la semana pasada, más Banfoandes, una entidad estatal, precisó el mandatario.

Las otras instituciones intervenidas, los bancos Canarias y Pro Vivienda, serán liquidados, explicó, mientras que el destino de Baninvest no fue precisado por el mandatario, que dijo que su gobierno "no necesita" esa institución.

Además, volvió a advertir que su administración intervendrá de forma "inmediata" a cualquier banco, sin importar su tamaño, que "se salga de la ley" y negó que Venezuela se encuentre a las puertas de una crisis financiera.

Con la adquisición de esas entidades, el Estado acumulará alrededor del 24% de los ahorros del sistema, ya que en mayo pasado compró el Banco de Venezuela, el tercero del país, al español Grupo Santander por 1060 millones de dólares.

A la defensiva

El escándalo bancario que estalló la semana pasada dejó a Chávez a la defensiva, ya que los principales accionistas de los bancos cerrados pertenecen a círculos oficialistas, y en muchos casos se valieron de sus vínculos con el gobierno para amasar una fortuna en menos de una década; en Venezuela se los conoce como los "bolicargas".

El mayor accionista de los bancos Confederado, Bolívar, Canarias y Provivienda, Ricardo Fernández Barruecos, está detenido desde el 20 de noviembre pasado, y posee más de 40 empresas, algunas de ellas proveedoras de las redes públicas de distribución de alimentos Mercal y Pdval.

El dueño de Central Banco Universal, Banco Real y Baninvest, Pedro Torres Ciliberto, se encuentra con paradero desconocido, según la justicia, aunque Chávez afirmó que está en Miami.

El mandatario llamó "delincuentes" a los dos banqueros y los acusó de liderar "mafias organizadas" que "buscan la manera de irse metiendo en las instituciones del gobierno", por lo que alertó a los funcionarios públicos que deben tener "cuidado". Tras la lluvia de denuncias acerca de la trama de corrupción presuntamente amparada por el gobierno, Chávez les exigió a sus correligionarios "apretarse las correas morales" y ser "ejemplo de transparencia".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.