Una polémica decisión: el temor a una carrera armamentista en América latina. Chile compró aviones caza a EE.UU.